scorecardresearch

El Tubos Aranda se despide hoy de su afición ante Alarcos

J.A.D.C.
-

El conjunto ribereño recibe al club castellano-manchego en el Príncipe de Asturias a partir de las 19.00 horas

Mariano Ortega dialoga en la banda con uno de los jugadores que no seguirá en el equipo el año que viene, el canterano Quique Calvo - Foto: Christian Castrillo

Caída de telón a orillas del Duero. El Tubos Aranda Villa de Aranda cierra hoy la liga como local a falta de dos jornadas para que termine la competición y lo hace recibiendo ante los suyos a BM Alarcos en el Príncipe de Asturias (19.00 horas). Un duelo que se antojará «intenso» como ha reconocido en la previa a la cita Mariano Ortega, y en el que sus pupilos deberán abstraerse y mantener la cabeza fría para tratar de sacar adelante los dos puntos.

Sobre todo, ante un rival «físico», con «un 6-0 defensivo con mucho dinamismo» y que «se encuentra en la línea roja de bajar o no bajar», ha declarado el propio técnico barcelonés, pero frente al que el vestuario ribereño tratará de «competir al 200%» para volver a presionar a Alcobendas en la tabla después de haber desaprovechado éste la pasada jornada el tropiezo de los madrileños en Córdoba.

Para ello, Mariano Ortega no podrá contar hoy en pista ni con el primera línea argentino Santiago Cánepa (aún pendiente de plazos médicos para regresar a la actividad), ni con el lateral iraní Behnam Golabi (lesionado de la rodilla hace quince días y a la espera de someterse a cirugía). Sí con el resto de una plantilla en la que durante la semana ha habido «algún que otro tocado», ha manifestado el catalán, pero de la que finalmente no se caerá nadie. Tampoco la tripleta de jugadores que el club anunciaba recientemente no seguirán a orillas del Duero el próximo año (el pivote Fran Hernández y los extremos Pavle Banduka y Quique Calvo). «Será un partido especial en el que habrá que sobreponerse a esas sensaciones», ha sentenciado. Un hecho éste,  del que Ortega no tiene duda alguna.