scorecardresearch

Bibliotecas y cívicos cerrarán a mediodía todo el año para ahorrar

R. Travesi / Burgos
-

unificación. El equipo de Gobierno concreta la reorganización de horarios, que desde el 1 de septiembre también afectará a edificios del IMC y a instalaciones deportivas

El centro cívico de San Agustín cerrará de 14 y a 17 horas. - Foto: DB/Luis López Araico

Hace justo un año, el alcalde Javier Lacalle anunció un plan con 20 medidas que buscar ahorrar unos 7 millones de euros de euros en toda la legislatura. Desde entonces, todos los miembros del equipo de Gobierno se han puesto manos a la obra para recortar de donde se pueda. Empezaron por revisar a la baja todos los contratos que tenía el Ayuntamiento con empresas, actualización de todos los bienes inmuebles municipales para sacarlos a la venta, ahorro de facturas energéticas y ahora llega el momento del reajuste de los horarios de las instalaciones. Ninguna dotación se librará de la adecuación a partir del 1 de septiembre. Centros cívicos, casas de la cultura, bibliotecas, edificios dependientes del Instituto Municipal de la Cultura (IMC) e instalaciones deportivas verán reducidos sus horarios.

La mayor modificación afectará a los seis centros cívicos existentes en la ciudad, que con el nuevo curso cerrarán a mediodía, en concreto entre las 14 y las 17 horas. Pero tampoco abrirán los sábados por la tarde, domingos ni festivos. Las dos únicas excepciones son los cívicos de Río Vena y San Agustín, que prestarán servicio los sábados de 17 a 21 horas. No habrá cambios con la apertura (9) ni con la de cierre, que se mantiene a las 21 horas para todos ellos.

Es donde mayor margen existe y donde más efectivos son los ajustes puesto que el mantenimiento de estos edificios cuesta cada año cerca de 6,5 millones de euros. Esta modificación era necesaria y se enmarca en el ejercicio de recortes y de austeridad que establecen los  Presupuestos de 2012. El concejal de Patrimonio, Eduardo Villanueva, apunta que los horarios son lo suficientemente amplios para que los usuarios de los centros cívicos puedan disfrutar de sus actividades con normalidad.

No en vano, recuerda que la reprogramación se pone en marcha después de encargar un estudio estadístico de las horas de uso de cada instalación y ver que hay margen para hacer un uso más racional de los recursos. «No tenía sentido que los centros cívicos tuvieran horarios diferentes y tampoco era de recibo que un edificio permaneciera abierto para dos personas», precisa.  

El ahorro en horas de servicios externalizados de los cívicos está cuantificado en 136.630 euros, lo que permitirá poner en marcha el nuevo centro de Gamonal Norte sin coste adicional alguno en la contratación de las empresas encargadas de su gestión.  

Villanueva ha sido el responsable de pilotar toda esta reordenación, para lo que fue necesario mantener reuniones con los concejales responsables de Acción Social, IMC y Deportes, que son las áreas que concentran la mayor parte de las instalaciones municipales. «Tengo que reconocer los esfuerzos que han hecho mis compañeros Ana Lopidana, Fernando Gómez y Ángel Ibáñez por la buena predisposición existente, pese a que cada uno quería mantener sus edificios abiertos», apunta el edil de Patrimonio.

El horario partido en los centros cívicos traerá consigo que las bibliotecas que hay en ellos se vean obligadas a cerrar a mediodía. Pero tampoco se librarán las otras bibliotecas municipales, como la de Gonzalo de Berceo (Gamonal), Cervantes (San Pedro de la Fuente), María Teresa León (Sáez de Alvarado) y la del Teatro Principal.

Cultura también verá cómo a partir de septiembre algunos de sus edificios cerrarán por las mañanas. Son los casos de la Casa de Cultura de Gamonal, que abrirá entre las 17 y las 21 horas de lunes a sábado, mientras que ahora lo hace, de forma ininterrumpida, desde las 9,30 y hasta las 21,45. Tampoco abrirá los domingos ni los días festivos. Permanecerá con su horario habitual la cafetería que hay en su interior.

El concejal reconoce que la mayor parte de las actividades que presta esta instalación municipal se desarrolla por la tarde y que el CEAS existente se trasladará al cívico de Gamonal Norte. «La oferta cultural y social que se viene prestando hasta ahora no mermará con los nuevos horarios porque habrá un mantenimiento de las actividades y los cursos, aunque se concentrarán un poco más», manifiesta Eduardo Villanueva.

También para el verano del año próximo (entre el 1 de julio y el 31 de agosto) habrá importantes cambios en los centros cívicos, puesto que todos cerrarán por las tardes y se limitarán a abrir de 10  de la mañana a 2 de la tarde. Para este año, seguirán abriendo en horario vespertino los de Río Vena y San Agustín puesto que ya estaba diseñada la programación para los próximos meses.

El Monasterio de San Juan y el Teatro Clunia tampoco abrirán por las mañanas, aunque mantienen su horario el Arco de Santa María, el Convento de las Bernardas y las Aulas de María Zambrano.

El ajuste se completa con Instalaciones Deportivas, especialmente entre los polideportivos con menor uso como son el Carlos Serna y el de San Pedro y San Felices, que cerrarán por las mañanas y los domingos. Lo mismo ocurrirá con las pistas de tenis de Río Vena, mientras que los campos de hierba artificial delPlantío no abrirán las tardes de los domingos. La idea es concentrar la oferta deportiva por las mañanas en las instalaciones de San Amaro y Lavaderos. Tampoco había más margen porque los fines de semana hay juegos escolares y competiciones de los deportes federados.

Las piscinas municipales seguirán prestando, prácticamente, el mismo horario salvo que algunas (Plantío, Capiscol y San Amaro) adelantan el cierre una hora los sábados y domingos, al pasar de las nueve de la noche a las ocho de la tarde. También se barajó la posibilidad de cerrar las piscinas climatizadas durante el verano pero fue una idea descartada porque en esos meses continúan los cursos de natación.