Peros a la compra de Cultural Caja de Burgos en Aranda

I.M.L.
-

Entre otros motivos, además del precio, políticos y asociaciones esgrimen el coste de mantenimiento y las deficiencias que presenta para su uso

Las dimensiones y detalles técnicos del escenario es uno de los inconvenientes que se le achaca al auditorio de Cultural Caja de Burgos porque no podría acoger espectáculos de mayor calibre. - Foto: Alberto Rodrigo

La posibilidad de que el Ayuntamiento arandino compre Cultural Caja de Burgos está sobre la mesa. Seis millones es el precio de la Fundación Caja de Burgos, mientras que una tasación externa lo rebaja a 2,6. Esa elevada inversión es una de las razones que aducen los grupos políticos para no ver con buenos ojos esta inversión, con argumentos como que el mantenimiento lastraría las arcas públicas o que basta con pagar el alquiler anual para el uso actual.

Desde la parte cultural de la ciudad tampoco se muestran muy partidarios de la operación, basándose en motivos técnicos, ya que ni el aforo ni las condiciones del escenario son apropiadas para traer grandes espectáculos. 

PSOE: «Si uno gobierna debe decidir, no lanzar globos sonda»
El portavoz municipal socialista, Ildefonso Sanz, considera que es un brindis al sol. «Cuando uno gobierna hay que tomar decisiones y no se puede lanzar globos sonda para ver qué opinan los demás», apunta.

El portavoz del PSOE rescata la alternativa que llevaban en su programa electoral: «Hacer un auditorio en la parcela que hay a la derecha de la estación de autobuses, es una ubicación lo suficientemente cerca para ir andando y espacioso para coches», recalca Sanz.

Podemos: «Hay que valorar el personal y el mantenimiento»
En Podemos no han sometido la cuestión a su asamblea, pero su portavoz, Andrés Gonzalo apunta que hay que tener en cuenta las dimensiones del escenario para espectáculos de mayor envergadura. En el plano económico, «no es solo el edificio, hay que valorar el personal y el mantenimiento», alerta. 

Gonzalo hace una comparativa con la situación actual. «De pagar 74.000 euros al año por el alquiler a desembolsar mínimo 2,6 millones, parece que no salen las cuentas», apunta el portavoz morado.

VOX: «Hay que ver qué rendimiento le vamos a dar»
El portavoz de Vox, Vicente Holgueras deja claro que el precio de la Fundación Caja de Burgos es inasumible. A esa cantidad, no olvida que «hay que ver qué rendimiento le vamos a dar porque para como está funcionando ahora es suficiente alquilarlo», insiste Holgueras.

Las dimensiones del escenario tampoco convencen a los de Vox que resaltan que «si vas a invertir mucho dinero en una cosa que se va a quedar pequeña desde el inicio sería para replanteárnoslo».

IU: «Esta venta se parece más a un engaño en toda regla»
La formación de izquierdas tacha de «engaño en toda regla» esta operación de venta al Ayuntamiento de Aranda, recordando que cuando se inauguró en 2003 «vino a compensar una deuda, nos lo entregaron como un compromiso» y «se quiere ahora vender a ese mismo pueblo para engordar la bolsa de una fundación que ha perdido el objetivo para el que se creó».

Desde IU piensan que «se está produciendo una figura que se parece mucho a un engaño en toda regla» y proponen que «si no lo quieren mantener o no quieren seguir en Aranda, deben donarlo o cederlo de manera gratuita».

No adscritos: «No es lo más urgente en estos momentos»
La concejala Mar Alcalde, desde la posición de los ediles no adscritos, recuerda que es la falta de espacio escénico en Aranda es un «tema endémico». «Se necesita más, otra cosa es si con la crisis social, económica y política es el momento, yo no creo que sea lo más urgente», apunta.

A esta reflexión suma que el Ayuntamiento ya cuenta con otros edificios donde «el mantenimiento deja mucho que desear». «Meternos en algo más para hacerle el mismo caso, nos lo tendríamos que hacer mirar», concluye. 

Asociación Teatral 2º Acto: «Es un recinto con carencias técnicas y mal aforado»
Desde la Asociación Teatral 2º Acto pone de relieve que «con una dotación razonable, podría mejorarse notoriamente la Casa de Cultura sin necesidad de invertir en otros edificios», porque «el auditorio de no cubriría esta necesidad, puesto que es un recinto con carencias luminotécnicas (cantidad no siempre es sinónimo de calidad) y mal aforado». Y consideran que el Ayuntamiento debería preguntar su opinión a los colectivos culturales.

Duende teatro: «Merece la pena para darle más actividad cultural»
Desde la filas de este grupo teatral no se muestran muy contrarios a la compra «pero más allá del coste, hay que mirar también el mantenimiento». «Merece la pena arriesgarse y hacer algo para darle más actividad cultural», insiste Elías Tristán. De todas formas, consideran que «no se puede tener un espacio escénico que no se pueda abrir para espectáculos los sábados y los domingos, para que puedan ir los niños y los jóvenes».

Cine Club Duero: «Va a ser pan para hoy y hambre para mañana»
El presidente de Cine Club Duero, Javier Cobo, confiesa que nunca le ha gustado eses edificio, más allá de «la operación especulativa» que considera que supuso la compra y derribo del Teatro Principal que «tendría que estar protegido». Cobo cree que «va a ser pan para hoy y hambre para mañana» porque además del coste de la compra, suma el mantenimiento y lo multiplica por las carencias del escenario y sus accesos, la escasez de aforo y la incomodidad de las butacas.