La nieve y la niebla complican el tráfico por la provincia

DB
-

La DGT pide precaución al circular por la carretera de Logroño entre Redecilla del Camino y Galarde y por la AP-1 de Castañares a Ameyugo por la nevada. El tránsito también es complicado en otras carreteras como la CL-629, BU-30, A-1 y N-I

Caía la noche y persistía el colapso de trailers en la carretera de Logroño. - Foto: Alberto Rodrigo

GALERÍA

La nieve complica la circulación en las carreteras burgalesas

La nieve complica la circulación desde primera hora de la tarde en algunas vías de la provincia, como la N-120 entre Redecilla del Camino y Galarde, y en la AP-1, de Castañares a Ameyugo, según la información de la Dirección General de Tráfico, que pide extremar la precaución para circular en el tramo entre los kilómetros 58 y 94 de la carretera de Logroño y del 2 al 64 de la citada autopista, ya libre de peaje, en ambos casos por meteorología adversa.

En la N-120, de hecho, el tránsito ha estado prohibido en algún tramo para camiones, articulados e incluso autobuses, muchos de los cuales han quedado retenidos en La Pedraja y colapsados a la altura de Belorado. Para el resto de vehículos ha sido obligatorio el uso de cadenas o neumáticos de invierno en las zonas más afectadas por la borrasca Gloria. La Dirección General de Tráfico instaba igualmente a extremar la precaución al circular por otras vías de nuestra provincia como la N-623, entre Barrio de Bricia y Virtus, o la CL-629, en el norte de la provincia.  

La Delegación del Gobierno de Castilla y León ha desactivado a las ocho de la tarde la fase de alerta activada a las 15.30 horas en la Meseta y zona Norte de Burgos, donde la situación meteorológica, anunciaban, iba a "empeorar" con la entrada de "varias bandas" que dejarían nieve "con algún centímetro de acumulación".

A los problemas durante el día por la nieve se ha unido a última hora de la tarde la escasa visibilidad en algunas vías por la niebla, cada vez más densa en algunos puntos de nuestro territorio. En ese sentido, la DGT aconseja conducir con cautela en la BU-30 (en el entorno de la capital burgalesa), en la A-1, de Villariezo a Villafría, en la N-I, de Rubena a Monasterio de Rodilla y en la N-120 entre Villafranca Montes de Oca e Ibeas de Juarros. 

La borrasca Gloria, que en los últimos días ha traído consigo un fuerte viento que ha desplomado la sensación de frío en Burgos hasta los diez grados bajo cero, ha dejado este martes nevadas débiles en nuestro territorio, con acumulaciones de hasta ocho centímetros en la parte burgalesa del Sistema Ibérico, según las predicción de la Agencia Estatal de Meteorología ayer.

La propia AEMET anunciaba que la borrasca amainaría mañana miércoles para cesar el jueves, al menos en nuestra provincia, donde las temperaturas podrían volver a alcanzar los diez grados el fin de semana.