scorecardresearch

Los parques no se cierran, pero habrá control 'antibotellón'

C.M.
-

Las medidas de la Junta afectan a recintos naturales como el Castillo, el Parral o Fuentes Blancas, no a los infantiles. En el caso de Burgos ninguno está vallado

Los agentes llevan meses tratando de evitar las concentraciones de jóvenes. - Foto: Alberto Rodrigo

El Ayuntamiento no cerrará los parques públicos o espacios similares desde las 0:00 horas hasta la 7 de la madrugada, tal y como establece la Junta de Castilla y León en su nuevo paquete de restricciones para frenar la expansión del coronavirus y que se mantendrán al menos durante dos semanas, debido a que ninguno de ellos está perimetrado ni vallado. Sin embargo, sí se reforzará la vigilancia por parte de la Policía Local en esa franja horaria para evitar que se realicen botellones, según confirmó la concejala de Seguridad, Blanca Carpintero. 

Los espacios naturales en los que centrará esa vigilancia serán el Castillo, Fuentes Blancas, El Parral, la Quinta, San Isidro o la Quinta. «En Burgos no tenemos ningún parque cerrado, el único es el Parral pero tiene las puertas abiertas. No se pueden poner puertas al campo y se extremará la vigilancia policial de 0:00 a 7 horas para que en estos espacios no haya concentraciones de jóvenes», señaló el concejal de Medio Ambiente, Josué Temiño, que también recordó que la medida de la Junta no afecta a los parques infantiles. 

La Policía Local ya controla los principales focos de botellón que hay en la ciudad desde hace meses, así como también las zonas de ocio. En este último caso los agentes también supervisarán las nuevas restricciones de aforo y de horario que se aplicarán tras las nuevas restricciones. 

Por otro lado, el Servicio de Instalaciones Deportivas reducirá el aforo de las piscinas de verano tras las recomendaciones de la Junta del 100% (fase 1) al 75%, según confirmó el concejal del área Leví Moreno. De este modo, el recinto de El Plantío tendrá un límite de 3.000 personas mientras que en el de San Amaro el número se reduce a 660. En Capiscol, que dispone de un solarium al aire libre pero las piscinas son cubiertas, el aforo es de 450. 

Sin embargo, no se atenderá la recomendación de la Junta de cerrar una hora antes (...).

(Más información, en la edición impresa de Diario de Burgos de este miércoles o aquí)