scorecardresearch

Roa se quedará sin 3 de sus 9 médicos por los trasladados

I.M.L.
-

Cuando se haga efectivo, los facultativos asumirán las cartillas de las plazas vacantes, sumadas a las 800 que atiende ya cada uno. Aranda Norte también se ve afectado, aunque sólo habrá un puesto sin cubrir

Pacientes esperando fuera del ambulatorio raudense a ser llamados para sus consultas médicas. - Foto: Luis López Araico

Las plazas de difícil cobertura que se concentran en el ámbito rural vuelven a ser las menos demandadas en los concursos de traslados, dejando huecos en las plantillas de los centros de salud y mermando los medios para atender a los pacientes. En la última convocatoria de oferta de empleo público, la zona básica de salud de Roa pierde un tercio de su plantilla. Sobre el papel, este centro de salud y las localidades que tiene asignadas debería contar con diez facultativos, pero en la realidad hasta ahora sólo había nueve. De estos, tres han conseguido plaza en otro destino en el concurso de traslados, por lo que dejarán su consulta vacía.

En concreto, estas vacantes corresponden a un médico que atendía cartilla de Roa y a dos asignados a pueblos, en concreto, a las localidades de Torresandino y Sotillo de la Ribera. "Aún no se tienen que ir, hasta el mes que viene están, es un cese diferido y estarán hasta el 18 o 19 de febrero", puntualiza Ignacio Fernández, coordinador del Centro de Salud de Roa.

Esta situación podría complicar más si cabe las apretadas agendas que soportan los facultativos que atienden esa zona de salud. "A día de hoy no, el mes que viene ya veremos porque si viene alguien no pasaría nada", remarca Fernández. En estos momentos, los médicos que atienden a la población raudense tienen un cupo de unas 800 cartillas por facultativo, una cifra que se reduce algo para aquellos que tienen asignados los consultorios rurales de esta zona de salud.

La incertidumbre sigue sobrevolando este centro de salud y su plantilla porque, a estas tres plazas que quedan vacantes con este concurso de traslados se suman otras cinco de la oferta pública de empleo correspondiente a 2019 que estarían disponibles para cubrir por los médicos interesados. A esta situación se suma que una de las plazas asignadas a este centro de salud, concretamente la que corresponde a la localidad de Fuentecén la eligió una doctora en un concurso de traslados anterior pero nunca se incorporó a su puesto y ahora ya se ha jubilado.

EN EL CENTRO COMARCAL. Mientras tanto, en la zona básica de salud de Aranda de Duero la consecuencia de este concurso de traslados sólo se deja notar en el centro de salud Norte, en el que han quedado dos plazas libres pero llega un nuevo facultativo, por lo que el resultado final es que queda sólo una vacante. Por su parte, en el centro de salud Aranda Sur no habrá reducciones en la plantilla, al contrario. "En cuanto a médicos y pediatras, el concurso de traslados no nos afecta, en lo que se refiere a auxiliares de enfermería sí, que ya se han incorporado, y hay una enfermera que se incorpora el 1 de febrero", apunta Eva Asensio, coordinadora de este centro de salud.

Los médicos están afrontando el pico de trabajo que les supone el aluvión de bajas laborales que tienen que tramitar en esta sexta ola, por lo que cualquier merma en las plantillas de los centros de salud comporta un importante descuadre en las agendas de trabajo.