Trespaderne: Una villa moderna de antiguo origen

A.C. / Trespaderne
-

Un privilegiado entorno natural rodea esta localidad de servicios situada a la vera del río Nela y las sierras de La Llana y La Tesla

Isabel López Torre | Alcaldesa. Isabel López Torre es alcaldesa por Iniciativa Merindades desde 2011. La acompañan en el equipo de gobierno Cristina González, Hugo Ortiz y David Angulo.

Quienes visitan Trespaderne van buscando lo que sus vecinos disfrutan todo el año, un entorno natural privilegiado que riega el río Nela y presiden las sierras de la Llana y de la Tesla. Multitud de paseos permiten dejar atrás el asfalto en pocos minutos y salir a disfrutar de un belleza que se otea con precisión desde lo alto de la fortaleza de Tedeja o Peña Mayor. Con vistas privilegiadas al desfiladero de la Horadada, que tanto protegieron los moradores de la fortaleza de origen tardorromano, desde Tedeja también se vislumbra el pequeño casco antiguo de la localidad, el camping Río Nela, que ha recobrado el pulso y ha salido fortalecido después de los graves daños causados hace un año por las inundaciones, así como el intenso crecimiento que la localidad vivió a partir de los años sesenta y setenta con edificaciones en altura.
Como la mayoría de los municipios de Las Merindades, Trespaderne se caracteriza por un volumen de viviendas secundarias, que solo se ocupan en verano y vacaciones, muy superior al de las viviendas principales. Los datos del Ministerio de Administraciones Públicas cifran en un 60% las que solo se ocupan en verano y vacaciones. Visitantes del vecino País Vasco, muchos con raíces en la localidad, son sus propietarios.
En un cruce de caminos, los vecinos de Trespaderne viven del sector de los servicios, el comercio y la hostelería, la construcción y la agricultura, ésta última «muy importante», a juicio de la alcaldesa, Isabel López. La cercana central nuclear de Santa María de Garoña también ha sido tradicionalmente otra de las empresas generadoras de un importante número de empleos en la localidad.
Desde el Ayuntamiento, la mejora del ciclo integral del agua ha sido y sigue siendo una de las ocupaciones del actual equipo de gobierno de Iniciativa Merindades. Tras ejecutar inversiones en la renovación y mejora de las captaciones de agua de Tartalés de Cilla y Cadiñanos y en el depósito regulador de Trespaderne durante los años 2014 y 2015, el Consistorio volverá a optar a nuevas ayudas. El Plan director de Abastecimiento del agua redactado para el Consistorio en 2012 cifra en 773.000 euros las inversiones necesarias, parte de las cuales ya se han ido ejecutando. Pero aún queda una muy costosa y muy importante, la renovación de la traída desde Tartalés que ha reducido su grosor a menos de la mitad debido a la acumulación de cal.
La sustitución de todo el alumbrado del municipio por lámparas de led, así como la modernización de sus sistemas eléctricos, fue otra de las apuestas del Consistorio, que acometió el proyecto mediante un convenio con la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León (Somacyl) en 2014. Fue uno de los primeros de la provincia en apostar por la eficiencia energética con una inversión de 165.000 euros que se está pagando con el ahorro de la factura de la electricidad.
En las últimas semanas, el polideportivo municipal ha ido renovando su cancha y parte de su equipamiento, dañado por la crecida del Nela. Además de ello, el Consistorio ejecuta estos días una inversión en la mejora del frontón y su entorno, así como en la reparación de una fuga que afecta a uno de los vasos de las piscinas de verano. El colegio, donde están matriculados 57 niños, será otro de los lugares donde se detenga la inversión municipal este año, con la renovación de ventanas y la construcción de un porche.
Llevar a cabo mejoras en las pedanías y ejecutar la reparación del puente medieval, así como la limpieza de las riberas del Nela serán otras tareas municipales que anuncia la alcaldesa para los próximos meses.