scorecardresearch

La cara B de los pueblos burgaleses más bonitos

R.E. MAESTRO
-

Puentedey, Covarrubias y Frías presentan problemas en sus calles con el cableado y la falta de aparcamiento que entorpecen la calidad turística y se suman a las dificultades para encontrar vivienda o cobertura

Aparcamientos saturados y problemas para localizar un sitio donde dejar los vehículos en Puentedey. - Foto: Jesús J. Matías

Gozan de una belleza envidiada y cada día tienen una infinidad de 'novias' que se enamoran para siempre de ellos. Los pueblos burgaleses más bonitos presumen de recibir sin descanso a turistas y sirven para promocionar los recursos de la provincia, pero se encuentran muy solos a la hora de enfrentarse a los múltiples problemas originados por ese elevado tránsito de personas o simplemente por no poder asumir el coste que conllevan las reformas que afean el entorno.

Puentedey ha pasado este año a formar parte de la exclusiva lista de la Asociación Los Pueblos más Bonitos de España y, a pesar de que únicamente cuenta con medio centenar de habitantes, desde que pertenece a esta red considerada como una de las más prestigiosas del turismo nacional cualquier día entre semana consigue atraer las miradas de otro medio centenar de visitantes. Evidentemente, esto da mucha vida al pueblo, pero aún mucho más mejoraría su imagen de solucionar el impacto visual que causan los postes inclinados, los cables que cuelgan o el deteriorado pavimento.

Desde este tesoro de Las Merindades reconocen que no tienen «capacidad económica para solucionar esos problemas» que entorpecen la calidad turística. Ahora  el objetivo principal pasa por mejorar el aspecto de las calles, como reconoce Miguel Ángel Alonso, secretario de la junta vecinal. Así, se pretende adoquinar y acabar con el hormigón. «Eso implicaría, a ver si podemos entrar en los fondos Next Generation, sustituir la red de aguas ya que si adoquinamos las calles y no cambiamos las tuberías del año 70 podríamos tener un problema», manifiesta.

Puentedey se ha unido este año a la lista de Pueblos más Bonitos de España y su belleza le garantiza contar con cientos de turistas.Puentedey se ha unido este año a la lista de Pueblos más Bonitos de España y su belleza le garantiza contar con cientos de turistas. - Foto: Jesús J. Matías

Se desconoce todavía si se podrá acometer esa actuación en las calles de todo el pueblo o únicamente en el casco antiguo -la parte que se ubica encima del puente-. Pero sí se pretende que se trate de «algo definitivo, bien hecho, estructurado y organizado», explican. A ello se suma el tendido eléctrico, lo que parece aún más complicado de resolver. «Estuvimos peleando por eso y tenemos una parte ya soterrada, toda la zona de imagen del pueblo, que va de la iglesia de San Pelayo hasta el Palacio de los Fernández de Brizuela», manifiesta, pero sin embargo a ambos lados de la fotografía recuerda que existen postes inclinados de compañías telefónicas o cables colgando.

«Si queremos que suponga un recurso turístico para Las Merindades, para Burgos y para la Comunidad creo que todas las instituciones deberíamos colaborar para buscar una solución», desarrolla Alonso, que recalca que la gente que llega a la provincia visita algunos pueblos concretos y entre ellos se encuentra Puentedey, motivo de sobra para que se proteja.

Y a pesar de que cuenta con un tamaño mucho mayor, Covarrubias tampoco escapa de algunos inconvenientes que tiene el recibir a una gran cantidad de turistas a la vez. Muestra de ello se vio el pasado viernes durante la pasión viviente, que estrenó la distinción de Interés Turístico Regional, cuando cientos de personas no se quisieron perder la cita y colapsaron las zonas de aparcamiento. Circular por las calles de la villa rachela era un auténtico caos. Sin embargo, uno de los principales problemas con los que cuentan es la falta de vivienda, un «mal endémico» en toda la provincia, como argumenta el alcalde, Millán Bermejo.

Calle colapsada de coches en Covarrubias esta Semana Santa.Calle colapsada de coches en Covarrubias esta Semana Santa. - Foto: F2 Estudio Rebeca Ruiz

Si alguien que llegue hasta la villa rachela quiere comprar o alquilar una casa, ya sea para quedarse a residir o simplemente para pasar allí alguna época del año, tendrá verdaderas dificultades para conseguirlo en este pueblo que también se encuentra en la privilegiada lista de pueblos más bonitos. «Al ser un pueblo bonito tenemos mucha más demanda que oferta», explica el alcalde sobre esta situación. A pesar de ello, matiza que desde el Ayuntamiento se intenta facilitar en la medida de lo posible que la gente pueda construir. El tema de la fibra óptica lo han conseguido solventar y reconocen que «no tenemos prácticamente cables tendidos por la zona turística». Sin embargo, Bermejo desarrolla que los principales inconvenientes «van aparejados por la protección de ser BIC», por ejemplo a nivel energético al impedir que los vecinos puedan colocar placas solares.

Frías tampoco escapa del problema que genera la llegada de cientos de vehículos y se ha convertido en uno de sus quebraderos de cabeza. A pesar de que cuentan con parking y aparcamientos de sobra, no cuentan con alguien que se encargue de regular el tráfico. «La gente se nos pierde, intentan aparcar lo más cerca del casco y en días de mucho trajín dejan el coche en la carretera, se colapsa», asegura Miriam Bergado, concejala de Turismo. Cree que los visitantes sienten que en el pueblo no hay normas de circulación. De hecho, recuerda que esta misma Semana Santa incluso algunos han estacionado directamente en las curvas y al llegar los autobuses grandes no han podido maniobrar.

Un problema común es la falta de cobertura cuando se acumulan múltiples turistas a la vez debido a que las antenas no dan abasto. Y en el caso de Frías también se expresa el deseo de soterrar los cables, aunque exige una inversión elevada, como explica la concejala. También se quejan de la falta de ayudas por parte de la Diputación para poder contratar más personal de limpieza en fechas señaladas. «Somos pueblos pequeños, pero esos servicios son extra para nosotros», lamentan desde el municipio.

Numerosos turistas la pasada Semana Santa en Orbaneja del Castillo. Numerosos turistas la pasada Semana Santa en Orbaneja del Castillo. - Foto: Jesús J. Matías

Un ejemplo donde mirarse

Orbaneja del Castillo recibe una importante cantidad de turistas a diario por su belleza y se alza como un buen ejemplo donde los Pueblos más Bonitos de España pueden verse reflejados al haber solucionado en gran medida los problemas que sufría, similares a los que ahora denuncian Puentedey, Covarrubias o Frías. Esta pedanía del Valle de Sedano no se encuentra dentro de la Asociación, pero en épocas como la Semana Santa llega a recibir hasta 5.000 visitantes a diario y eso demuestra su potencial como referente turístico de la provincia.

A pesar de que no resultó una tarea sencilla, como explica el alcalde, Javier Perujo, la localidad finalmente consiguió que las instituciones prestaran atención a sus múltiples problemas. Se logró solucionar los problemas de aparcamiento, uno de los principales inconvenientes, y actualmente cuenta con 180 plazas. «También hay días puntuales que da igual lo que hagas que se desborda de todas formas», comenta Perujo.

Muestra de ello se ha visto esta misma Semana Santa, donde acceder hasta el pueblo se convirtió en un auténtico reto por la cantidad de vehículos que se acumularon. De hecho, el alcalde reconoce que esa llegada masiva en jornadas concretas provoca precisamente que se desborde una pedanía que cuenta con medio centenar de habitantes y que ya tampoco puede hacer mucho más.