scorecardresearch
Isabel Martín

Plaza Mayor

Isabel Martín


Valorar un regalo

06/01/2022

Muchas casas tendrán hoy la tradicional escena de cajas vacías y papel de regalo hecho una pelota (un recordatorio: reciclar es tarea de todos). Lo que guardaban estos envoltorios son los últimos regalos de estas fiestas navideñas, y puede que los Reyes Magos no hayan acertado con nuestras expectativas. Párense un momento a pensar en quién hay detrás de ese regalo, no sólo en el objeto material. Detrás de ellos hay un tiempo invertido en elegir e ir a comprarlo, un sinónimo de que alguien se ha acordado de nosotros, ha destinado al menos un momento en intentar acertar. Puede que no lo haya logrado, pero la intención es lo que cuenta, más en esta época en la que un abrazo es casi una transgresión de las normas de convivencia. 

Si su regalo les ha parecido un error, recuerden que hace no mucho los Magos de Oriente traían juguetes de madera y cartón, un puñado de golosinas o unas mudas -no porque fueran un lujo, porque eran necesarias-. Pregunten a sus mayores, ellos agradecían esos regalos envueltos en papel de estraza como el mayor tesoro, ellos sabían valorar el esfuerzo que había detrás de ellos.

Nos puede más el postureo de presumir de regalos hechos y recibidos, que del valor intangible que tienen detrás. Como la Cultura, aunque te la regalen, aunque la entrada sea gratuita, hay que valorar el esfuerzo que hay detrás. No es de recibo acumular invitaciones para un concierto o representación para 'por si acaso' y luego no acudir, privando así a otras personas de ese regalo y dejando una platea medio vacía que no reconoce la valía del que está en el escenario.

Ahora miren sus regalos y denle las gracias a su responsable, pero de verdad, sin ironía. Y si no han recibido o hecho ningún presente, miren a los ojos a los que tienen a su lado y agradezcan el regalo de tenerlos junto a usted.