Una maleta cargada de sonrisas para Etiopía

I.M.L.
-
Una maleta cargada de sonrisas para Etiopía

La Asociación Solidaria Ribera del Duero culmina con satisfacción su primera campaña en el país africano. Ha repartido cerca de tres toneladas de alimentos, ropa, calzado y juguetes

Diez años y dieciocho viajes solidarios. Eso es lo que lleva a sus espaldas Benjamín Hernando, que es la cara visible y el alma de la Asociación Solidaria Ribera del Duero (Asorido). Su último destino ha sido Etiopía, un enclave en medio del África negra que le ha marcado. «Ha sido una experiencia gratificante pero muy dura, más en su último tramo porque, encima, enfermé y he vuelto con seis kilos menos», resume el mes que ha estado en aquel entorno.

«He dejado mucho pero me he traído mucho más», reconoce Hernando, que ha repartido un total de 700 packs de ayuda en lugares como escuelas, barrios y familias más desfavorecidas de la zona centro y norte de este país. En el cómputo global, ha llegado a repartir tonelada y media de arroz, una de pasta, 400 litros de aceite, 700 pares de calzado, ropa, miles de bolígrafos, lápices, cuadernos, globos y velas «porque no tienen asegura la electricidad». Un material que ha adquirido con lo recaudado de la venta de lotería y con las donaciones que recibe, y que adquiere en el lugar de destino. «Es una forma de dejar mi grano de arena, aunque sea pequeño, para colaborar con la economía local, comprando en mercadillos allí y en las tiendas de los barrios», explica Hernando.

La experiencia personal es una de las cosas que se trae de cada uno de sus viajes. «He llorado mucho, porque es muy duro, he estado con niños que no habían visto un blanco en su vida y que sobreviven con lo mínimo», apunta. Después de pasar un mes en Etiopía, con miles de kilómetros a sus espaldas, Benjamín Hernando aún no se ha planteado su próximo viaje solidario. «Estoy recobrando la rutina, volviendo a trabajar, pero tendré que mirar en la hucha de Asorido, que creo que se ha quedado casi vacía, así que habrá que recuperarla para pensar en el siguiente», reconoce.