scorecardresearch

Treviño deniega a Vox la solicitud para celebrar un acto

ARSENIO BESGA
-

La formación proponía «instalar una carpa, banderola y megafonía», además de «realizar un recorrido» y llevar a cabo «una intervención de un cargo nacional» el 21 de noviembre. La Junta Administrativa quiere «los menores problemas posibles»

Treviño deniega a Vox la solicitud para celebrar un acto - Foto: DB

La Junta Administrativa de Treviño deniega a Vox Burgos su petición para celebrar un acto en el pueblo durante el 21 de noviembre. La formación política solicitaba el permiso para «instalar una mesa informativa, carpa, banderola y megafonía» en la Plaza Mayor del municipio. Además, el partido proponía el desarrollo de un discurso de «un cargo nacional» y la realización de «un recorrido para contactar y obtener las impresiones» de los vecinos.

El presidente de la Junta Administrativa, Roberto Bajos, dice no ser «partidario de este tipo de actos, ni de un partido ni de otro». El órgano municipal justifica su negativa alegando que «trata de que haya los menores problemas posibles».

Asimismo, desde el pueblo recuerdan que ya rechazaron la petición de otros grupos políticos. «A Bildu se lo he denegado en otras ocasiones, lo mismo haré esta vez», afirma Bajos. Según cuenta el presidente de la Junta Administrativa, «hace años, estando Inmaculada Ranedo, también se le denegó a Falange [...] y cuando se celebró terminó habiendo altercados, lanzamientos de piedras...».

El escrito enviado por Vox, dice la Junta de Treviño, «ni siquiera se dirige a la institución a la que debería hacerlo». El municipio cuenta con su propio órgano gestor, pero  la carta se destina a la atención del Ayuntamiento en términos generales. «Solicitan algo a otros, cuando debemos autorizar nosotros este tipo de actos», resume Roberto Bajos.

La carta de la discordia tiene otros elementos que han sorprendido en la entidad municipal. «Si quieren movilizarse por las calles, deberán tratarlo con la subdelegación de gobierno», afirman en Treviño sobre el «recorrido» propuesto por Vox. «Piden que avisemos a las autoridades cuando eso no es una competencia mía», añade el propio Bajos en referencia a la legislación vigente.

En definitiva, la solicitud posee determinados factores que en la Junta Administrativa se perciben como erróneos, pero el rechazo al acto no viene motivado por una cuestión formal. «Todo el mundo tiene derecho a manifestarse, pero de ahí a colocar unas pancartas, una carpa... No soy partidario», concluye el presidente. «Redactaré un escrito y se lo enviaré, porque no contestan al teléfono», anuncia.