Diversión en el Museo de la Evolución

Álvar Sáenz
-

El MEH pone en marcha talleres didácticos para niños de cuatro a doce años durante este mes de agosto

Los pequeños pusieron a prueba sus conocimientos sobre Atapuerca mediante preguntas y juegos. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

Poco a poco los museos de nuestro país van reabriendo sus puertas para todos aquellos dispuestos a saciar su curiosidad científica o a contemplar las más majestuosas obras de arte. Sin embargo, hay quien considera que las visitas a estos espacios son algo aburrido y que no tienen ningún atractivo para los más pequeños.
Para refutar esa idea y para acercar la ciencia a los niños, el Museo de la Evolución Humana (MEH) ha puesto en marcha un año más los talleres didácticos infantiles, dirigidos a niños con edades comprendidas entre los cuatro y los doce años. Las actividades arrancaron anteayer y se desarrollarán durante todo el mes de agosto, siempre y cuando las circunstancias de la actual crisis sanitaria lo permitan.
Estos talleres llevan funcionando cada verano desde la inauguración del MEH en 2010 y se podrán celebrar este mes gracias a estrictas medidas higiénicas y coincidiendo con el restablecimiento de las visitas al yacimiento de Atapuerca. De esta forma, las actividades del museo van regresando paulatinamente en esta nueva normalidad, eso sí, adoptando todas las precauciones posibles.
Para garantizar la seguridad de los asistentes se ha reducido el aforo de los talleres y se han realizado adaptaciones en las actividades para prevenir los contagios, ya que en años pasados la idea era que cada uno de los niños tocara todas las réplicas de fósiles y de herramientas prehistóricas, pero para minimizar los riegos en esta ocasión, no se va a permitir que compartan material. Además, se han establecido distancias de seguridad y tanto el uso de mascarillas como de geles hidroalcohólicos son completamente obligatorios.
Esta iniciativa del MEH busca ofrecer una alternativa de ocio infantil con un espíritu didáctico durante esta época estival. Las actividades versan sobre la evolución humana o sobre las exposiciones temporales que estén abiertas en ese momento. La temática de los talleres cambia cada semana y están divididos en dos franjas de edad -de 4 a 7 años y de 8 a 12 años- adaptándose cada uno a las necesidades educativas de cada etapa.
Para que los adultos también puedan participar hay talleres en familia cada domingo, en los que los niños disfrutarán y aprenderán en compañía de sus padres.
La inscripción a cada actividad cuesta 3 euros y tienen lugar por las mañanas de martes a domingo. Se puede reservar plaza en el teléfono 947 42 10 00.