scorecardresearch

El número de inmigrantes en la Comunidad roza los 200.000

SPC
-

El dato alcanzado a finales de junio supone un nuevo récord absoluto en el registro de extranjeros regulares en Castilla y León. La cifra más baja se anotó en 2016 con 172.621

El número de inmigrantes en la Comunidad roza los 200.000

El número de inmigrantes alcanzó una nueva cifra récord al cierre del primer semestre de 2021, cuando se contabilizaron 193.384 foráneos con certificado de registro o tarjeta de residencia en vigor en la Comunidad, lo que supone 3.512 más que al cierre de 2020.

El año pasado, pese a la pandemia, Castilla y León sumó 4.390 inmigrantes, hasta los 189.872, y con la cifra de más de 3.500 nuevos en el primer semestre de este año, el cierre del ejercicio apunta ya a un dato próximo a la barrera de los 200.000.

La cifra de foráneos que aporta el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, recogidas por la agencia Ical, revelan un aumento relativo de la llegada de extranjeros regulares a la Comunidad, del 1,8 por ciento de enero a junio.

El dato alcanzado a finales de junio supone un nuevo récord absoluto en el registro de extranjeros regulares en Castilla y León tras dos años batiendo registros. En este sentido, cabe recordar que en 2011, cuando había 183.454, se inició un declive en su número, por la crisis de 2008, hasta tocar suelo en 2016, con 172.621 y retornar con fuerza al crecimiento hasta la actualidad, sin que la pandemia haya impactado en el proceso de llegada de inmigrantes.

El último informe del Observatorio Permanente de la Inmigración refleja que las listas de inmigrantes de la Comunidad estaba integrada a finales de junio por 135.523 personas dentro del régimen de libre circulación de la UE, lo que supone un crecimiento del 0,9 por ciento, 1.212 más, en relación a la cifra de finales de 2020. Asimismo, había contabilizados 57.346 del régimen general, 2.070 más que seis meses antes y un crecimiento porcentual del 3,7 por ciento. Junto a estos, se suman 515 del acuerdo de retirada de Reino Unido de la UE, 230 más que el año anterior.

Los inmigrantes de libre circulación estaban registrados en la Comunidad mayoritariamente, 61.995, por un motivo no determinado; 15.009 por trabajo; 7.150 por algún familiar; 3.405 por razones humanitarias; 3.373 estudiantes; y 3.287 por reagrupación. Había 43.906 de larga duración; y 33.572 con residencia permanente. Asimismo, 16.106 eran familiares de fuera de la UE.

En cuanto a los del régimen general, había 43.906 de larga duración. Un total de 3.465 estaban en la Comunidad, por motivos laborales; 3.405 por razones humanitarias; 3.287 por reagrupación familiar; 1.823 por arraigo; 929 con residencia no lucrativa; y 531 por otros motivos.

El director del Área de Trabajo e Inmigración de la Delegación del Gobierno en Castilla y León, Ángel Toriello, explicó que «vienen menos con el cierre de fronteras y demás por la pandemia, y hay muchas dificultades. Las reagrupaciones familiares han disminuido y esa relajación de los requisitos ha permitido su aumento», dijo, para indicar que también se elevó el arraigo social.

Sexo y edades

Las autoridades españolas tenían inscritos a finales del sexto mes del año, a 102.237 hombres extranjeros en Castilla y León, con 72.238 del UE; 29.700 del régimen general, y 299 del Acuerdo de retirada del Reino Unido de la UE. Las mujeres sumaban 91.147, con 63.285 de Europa; 27.646 del general, y 216, del TIE. Por grupos de edad, 22.266 inmigrantes tenían de 0 a 15 años; 160.977 de 16 a 64; y solo 10.141, 65 o más. Entre los de libre circulación de la UE, había 11.098 con entre 0 y 15 años; 116.088 de 16 a 64 y 8.337 de más de 65. Dentro del régimen general, había 11.146 con entre 0 y 15 años; 44.455 con entre 16 y 64; y 1.745 más de 65;

Provincias

El número de extranjeros con 'papeles' creció en todas las provincias de Castilla y León durante los seis primeros meses del año, con especial relevancia en Soria (9.918), con una avance del 2,7 por ciento; Salamanca (19.540), con un incremento del 2,3 por ciento; Valladolid (39.164), provincia en la que crecieron un 2,1 por ciento; y Ávila (14.771), con una subida de dos puntos porcentuales.

Por debajo de la media para el conjunto de las autonomías, se situaron el resto de provincia de Castilla y León, con un incremento en Palencia ( 9.530) y Segovia (26.467), del 1,7 por ciento, en ambos casos; Burgos (36.840) y León (25.381), del 1,6 por ciento; y en el farolillo rojo, Zamora (11.773), con un aumento del 1,2 por ciento.