4 beatos monjes silenses

Carmen Ansótegui
-

Los burgaleses Antolín Pablos (de Lerma) y José Antón (de Hacinas), el madrileño Rafael Alcocer y el bilbaíno Luis Vidaurrázaga, que fueron asesinados a finales de 1936 por defender su fe cristiana, fueron beatificados ayer en La Almudena.

La solemne ceremonia tuvo lugar en la mañana de ayer en la madrileña catedral de la Almudena. A la izquierda, la imagen de los 4 nuevos beatos. - Foto: Benito Ordóñez

El cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, fue el encargado de presidir la misa, acompañado por numerosos religiosos, como el arzobispo de Burgos, Fidel Herráez, o el abad del Monasterio de Silos, dom Lorenzo Maté. Angelo Amato homenajeó a los cuatro monjes por haber dado su vida por Cristo sin renegar de su fe y perdonando a sus verdugos.