scorecardresearch

España está obligada a reaccionar en Suiza

Agencias
-

El combinado nacional quiere estrenar el casillero de victorias en esta edición del torneo

Ferrán Torres (i) es uno de los jugadores con mejores registros goleadores con la Roja en la actual convocatoria y debe ser crucial para encauzar el rumbo. - Foto: DENIS BALIBOUSE (efe)

Dos empates consecutivos, ante Portugal en Sevilla y la República Checa en Praga, con malas sensaciones por la falta de seguridad defensiva y la imprecisión con balón, sitúan a la selección española ante la obligación de reaccionar hoy (20,45 / La 1) en Suiza para mantener opciones de repetir presencia en la fase final, ante un bloque que debe arriesgar tras encajar dos derrotas, si no quiere caer de división en la Liga de Naciones.

Confía en ello Luis Enrique Martínez y sus jugadores tras sufrir un nuevo capítulo de desesperación ante un rival como los checos que cambiaron su identidad, se encerraron en su campo y provocaron la peor cara del conjunto nacional. Las dudas defensivas surgidas ante los lusos se dispararon en Praga con graves errores que a punto estuvieron de provocar la derrota si Íñigo Martínez no lo hubiese evitado con su gol.

Y en la tercera jornada, aparece una Suiza que provocó un buen capítulo de sufrimiento en los cuartos de final de la reciente Eurocopa, superada solo desde la tanda de penaltis final. De aquel equipo que logró las semifinales y se quedó a un paso de la final, el técnico asturiano añora el liderazgo de Aymeric Laporte en defensa y de Pedri con el balón. También a Thiago Alcántara, citado para su regreso, a quien una lesión muscular en la final de la Champions cambió el plan de ruta del seleccionador.

No ha encontrado lo que buscaba en los dos primeros encuentros de la tercera edición de la competición, con un grupo de futbolistas agotado mentalmente tras una temporada larga. De ahí las rotaciones masivas, a las que se espera regrese el preparador cambiando un bloque que no funcionó en la última cita. Tan solo Gavi, que se convirtió en el goleador más joven de la historia de España, y Marco Asensio, que brilló en su vuelta muchos meses después, se salvaron.

Debe decidir Luis Enrique si mantiene a Gavi por tercer choque consecutivo y si da paso a Asensio en un tridente ofensivo en el que se espera el regreso de Ferrán Torres y Álvaro Morata. Según avance el duelo también tendrá muchas opciones de reaparecer Ansu Fati.

El combinado que dirige Murat Yakin está obligado a ganar para mantener cualquier esperanza de ganarse plaza en la final a cuatro de la Liga de Naciones que solo disputan los campeones de cada grupo. Tendrán que arriesgar. En el primer partido, Suiza cayó en Praga ante la República Checa por 2-1, pese a que dominó durante gran parte del encuentro y en el segundo fue arrollada en casa de la Portugal de Cristiano Ronaldo (4-0).

El seleccionador helvético confirmó ayer que deben ser «más verticales» y se mostró cauto «antes de desafiar a España». Yakin dejó caer que podría dar descanso al capitán, Granit Xhaka, y evaluará el estado de Manuel Akanji, que todavía arrastra molestias en su rodilla izquierda.

Las fortalezas del conjunto centroeuropeo radican en su bloque defensivo. La baja de Akanji en los primeros encuentros del torneo ha sido muy sensible, puesto que la zaga se ha visto debilitada sin su principal estandarte y cuentan con futbolistas de gran poderío físico como Embolo que presentan un peligro potencial por arriba.

Peligro en transición

Otra de las grandes armas de Suiza es el contragolpe. Con jugadores de muy buen pie como Xherdan Xaquiri y veloces como Shaka y Ruben Vargas, atacan muy bien los espacios ante combinados desorganizados.

España ha jugado cuatro partidos en la ciudad helvética y nunca perdió.