scorecardresearch

Venden la torre medieval de Herrán, pionera del turismo rural

A.C. / Herrán
-

Sandra Frías y su marido, quienes dejan su gestión por motivos de salud, buscan a un amante del patrimonio dispuesto a revitalizar el negocio a cambio de cerca de medio millón de euros

Torre principal, declarada BIC. - Foto: A.C.

Joseba Mendikoetxea descubrió la torre medieval de Herrán y sacó a la luz sus magníficas pinturas murales del siglo XVI. En el año 2000 abrió las puertas de uno de los primeros alojamientos de turismo rural de la comarca y logró convertirlo en posada real, además de proteger el torreón principal como Bien de Interés Cultural (BIC). Dos décadas después, este negocio busca a una persona «que le ponga muchas ganas y mucha ilusión para sacar todo el potencial a esta joya y que la trate como se merece». Quien lo dice es su nueva propietaria desde 2018, la mirandesa Sandra Frías, quien junto a su marido Javier Simón Pérez, ha decidido abandonar la gestión de la ahora Torre de los Templarios por motivos de salud. El precio de venta «se acerca al medio millón de euros, aunque es negociable», señala. 

La primera opción del matrimonio es la venta, pero también están dispuestos a alquilar, si logran encontrar a una persona que les inspire la suficiente confianza, «que sienta la torre como propia y le dedique trabajo y mucho tiempo», explica Sandra Frías. Apenas hace unas semanas que comenzó a publicitar la venta y ya ha habido interesados. Esta enfermera que junto a su marido, ingeniero, vio en la torre la oportunidad de emprender el negocio de turismo rural que tantas veces había imaginado «para labrar un futuro mejor para nuestros hijos», lamenta no poder seguir al frente, al carecer de la vitalidad necesaria para ello.

La compraron en marzo de 2018 y una inesperada intervención quirúrgica de Sandra ya les obligó a demorar la apertura a agosto. La Torre de los Templarios arrancó su nueva etapa como posada con restaurante y bar-cafetería y triunfó en su primer verano, pero en noviembre tuvieron que dar de baja los negocios para reabrir en diciembre de ese año como casa rural de alquiler completo con 3 estrellas. Se ocuparon de ella hasta que la dejaron en terceras manos en septiembre del pasado año, pero su gestora renunció en febrero por motivos personales.

Sandra Frías ante las pinturas del siglo XVI, donde se ve a San Pedro, Santa Catalina, la Anunciación y la Coronación.Sandra Frías ante las pinturas del siglo XVI, donde se ve a San Pedro, Santa Catalina, la Anunciación y la Coronación. - Foto: A.C.

Ahora mismo, la torre conserva todo su encanto, la mezcla de piedra, madera, cerámica y forja que encandiló a Sandra cuando la conoció, pero desde 2018 cuenta con nuevas instalaciones de iluminación, grifería, duchas, nueva calefacción de pellet y algún otro retoque. La Torre de los Templarios, lista para reabrir, suma casi 400 m2 construidos, en los que se distribuyen siete dormitorios -14 plazas-, una sala de estar, la biblioteca y sala de pinturas, cocina, comedor y bar. Para Sandra Frías, el precio está muy ajustado, teniendo en cuenta que «se venden una torre medieval y dos negocios, un restaurante y un alojamiento». El edificio cuenta con dos torres y en medio un cuerpo central de menor tamaño. Su ubicación en el paso hacia el desfiladero del Purón es uno de sus principales reclamos y fuente de la mayoría de sus clientes, que buscan adentrarse en el parque natural Montes Obarenes y cruzar al de Valderejo, ya en Álava. Su propietaria destaca que la «temporada alta va desde Semana Santa a noviembre» y confía en el éxito de quien se anime a dar una nueva vida a la bella torre medieval de Herrán.