scorecardresearch

Un mausoleo para los restos de la iglesia de Rojas

S.F.L. / Rojas de Bureba
-

El Ayuntamiento ha presentado un proyecto para exhumar los diversos huesos aparecidos de 8 individuos y así poder retomar las actuaciones de rehabilitación y recale de los muros

Las grietas que presentaban los muros exteriores de la iglesia de San Andrés Apóstol ya han sido selladas. - Foto: S.F.L.

Los restos de ocho individuos de diferentes épocas hallados en la parte exterior de la iglesia de San Andrés Apóstol de Rojas de Bureba se depositarán en un pequeño mausoleo que el equipo de gobierno local pretende construir, «siempre y cuando obtengamos los permisos necesarios», explica Isabel Alonso, alcaldesa del municipio.

La rehabilitación parcial del templo sufrió un imprevisto cuando los encargados de las obras encontraron varios enterramientos en el perímetro del inmueble que fueron precisos documentar, por lo que las intervenciones incluidas en el proyecto no pudieron completarse en su totalidad, y quedaron pendientes para una segunda fase. No obstante, tuvieron que ejecutar  otras para garantizar la seguridad suficiente al edificio hasta la realización de las obras que ahora se licitan, con un presupuesto de 69.285 euros.

Según los datos de los que dispone la regidora sobre el origen de los restos óseos, hay «algunos que apuntan a que proceden de la Edad Media porque están cubiertos de lascas, pero otros parece que guardan más relación con el siglo XVIII. Hasta que no los estudien no saldremos de dudas», expone.

Zona de las tumbas cubierta con un plástico.Zona de las tumbas cubierta con un plástico. - Foto: MBG Ingeniería y Arquitectura

Este hallazgo generó que el Ayuntamiento redactara un nuevo proyecto para finalizar la reforma del edificio tardogótico «imposible de ejecutar por nosotros mismos sin una ayuda económica de alguna administración pública», declara Alonso. Por suerte, el reparto de las subvenciones del Convenio de las Goteras -que cada dos años administran la Diputación de Burgos y el Arzobispado- ha beneficiado en gran medida a la Bureba, y en concreto a Rojas con un premio gordo de 48.500 euros.

Pese a que el estado del templo  no es del todo pésimo, resulta una labor importante acometer los trabajos para evitar que en un futuro no demasiado lejano parte del inmueble llegue a derrumbarse. Tras un estudio realizado se comprobó que los principales daños que presenta lo componen grietas y fisuras generadas por asientos diferenciales en el apoyo de las paredes, que en las últimas décadas han empeorado de estado como consecuencia de la lluvia que se filtra por las cubiertas. Asimismo, los movimientos de las tapias y el cambio de la geometría de los soportes también han repercutido en los arcos y en las bóvedas, llegando a ocasionarse daños generalizados de descuelgue de nervios, principalmente en la cúpula.

Para detener este deterioro era necesario reforzar la cimentación con recalces puntuales en las zonas más débiles, y ejecutar un drenaje perimetral que recogiera el agua de lluvia procedente de las cubiertas y la canalizara fuera del ámbito de la iglesia. Los enterramiento lo impidieron pero en la segunda fase de las obras, que prevén que comiencen en unos meses y se alarguen cinco, se solucionará. Las empresas interesadas en presentar sus ofertas disponen de plazo hasta el 20 de abril.