El lote de vacunas para Burgos crece tras agotar existencias

G.G.U.
-

Las primeras dos remesas incluían 2.925 dosis y el lunes llegaron 4.875, en proporción a la población diana a la que hay que proteger en la primera fase

Los enfermeros de Primaria no pudieron vacunar el pasado fin de semana porque se habían agotado las dosis. - Foto: Valdivielso

Burgos ha recibido esta semana 4.875 dosis de la vacuna de Pfizer/BioNTech (la única que se administra en España aunque ayer llegaron las primeras dosis de la de Moderna), lo cual supone un aumento del 66% con respecto a las remesas enviadas los dos lunes previos (2.925); una cantidad que todavía no era proporcional a la población a la que hay que vacunar en esta provincia en la fase 1 y que, de hecho, se revelaron insuficientes el pasado fin de semana, cuando los equipos de Atención Primaria no pudieron vacunar por falta de existencias. Ni el sábado 9 ni el domingo 10.

La consejera de Sanidad explicó ayer, en su comparecencia telemática tras la celebración del consejo de gobierno extraordinario, que «estas semanas [pasadas] nos encontramos con que la distribución de vacunas había sido establecida por los laboratorios y nosotros teníamos áreas con exceso y otras con defecto».

El fármaco de Pfizer/BioNTech tiene que conservarse a 70 grados bajo cero, una cadena de frío que no puede romperse hasta la descongelación previa al uso de los viales. Si no, las vacunas se estropean y hay que tirarlas. Estas peculiaridades complican el manejo del fármaco y de ahí que la Junta no se planteara trasladar los excedentes a provincias en las que había escasez, como era el caso de Burgos. «Ahora hemos conseguido redistribuirlas en función de las necesidades de cada área sanitaria y esta semana ya se están distribuyendo de forma proporcional a la población diana a la que hay que vacunar», dijo.

La llegada de la última remesa permitió que los diez enfermeros de Atención Primaria que se encargan de la parte más urgente de la campaña, la protección de los usuarios de residencias de ancianos, pudieran seguir con su trabajo el lunes y, así, ya son 6.161 las personas que han recibido la primera dosis de la vacuna. En total, a última hora del lunes se habían administrado el 57% y el objetivo es terminar con las residencias y sus trabajadores este fin de semana para, a partir de ahí, comenzar con los sanitarios.

(Información completa, en la edición impresa de Diario de Burgos de este miércoles)