scorecardresearch

Los rostros del año

Agencias-SPC
-

Unos dejan el poder, otros se imponen con polémica en las elecciones y algunos hacen Historia. Estos son los personajes de un 2020 marcado por la pandemia del coronavirus

Los rostros del año - Foto: JIM BOURG

A pesar de que el protagonismo de 2020 ha sido, sin lugar a dudas, del coronavirus, también ha habido una serie de nombres propios que han acaparado la atención a nivel mundial en los 12 meses del año.
Donald Trump y Joe Biden centraron los focos tras las presidenciales de noviembre en Estados Unidos, pero otros personajes como Vladimir Putin o Jacinda Arden también han destacado por diferentes motivos.

 

Shinzo Abe
Apenas cuatro días después de haberse convertido en el primer ministro que más tiempo ha estado en el cargo en Japón, Shinzo Abe anunciaba el 28 de septiembre por sorpresa su dimisión debido a sus problemas de salud. Le sustituyó Yoshihide Suga, cuyo mandato será corto, ya que el país está llamado a las urnas en septiembre.

 

Jacinda Ardern
La primera ministra de Nueva Zelanda ha revalidado este año el mandato con una contundente victoria, aupada entre otras cosas por la buena gestión que ha hecho de la pandemia de coronavirus.

 

Joe Biden
Fue elegido en noviembre presidente de EEUU, batiendo todos los récords en cuanto al número de votos, en unas elecciones que su rival, Donald Trump, ha tachado de fraudulentas y cuyo resultado sigue sin reconocer.
Biden hará Historia como el político de mayor edad en llegar a la Casa Blanca y lo hará junto a Kamala Harris, que será la primera vicepresidenta de la historia del país, rompiendo así otro techo de cristal en la política estadounidense. 

 

George Floyd
El 25 de mayo, un afroamericano moría en Mineápolis durante su arresto por parte de la Policía. Su muerte, que podría haber sido una cifra más en las estadísticas, desencadenó sin embargo protestas nunca vistas en Estados Unidos desde la década de los 1960 y su nombre quedará para la Historia como uno de los símbolos contra el racismo encabezado por el movimiento Black Lives Matter.

 

Alexander Lukashenko
En el poder desde 1996, el presidente de Bielorrusia obtuvo su reelección con más de un 80 por ciento de los votos en los comicios del 9 de agosto, denunciados como fraudulentos por sus detractores y cuyo resultado no ha sido reconocido entre otros por la UE. Su victoria desencadenó inmediatamente manifestaciones multitudinarias, que fueron duramente reprimidas por las autoridades y la huida de los líderes opositores.


Alexei Navalni
El avión en el que viajaba Alexei Navalni tuvo que realizar en agosto un aterrizaje de emergencia. Inmediatamente su entorno denunció que había sido envenenado y dos días más tarde fue evacuado en un avión medicalizado a Berlín, donde los médicos confirmaron que le habían suministrado una sustancia de la familia Novichok. El líder opositor ruso, ya recuperado, ha señalado en todo momento hacia el Kremlin como responsable de su intento de asesinato.

 

Benjamin Netanyahu
Acabará el año como lo empezó, con una cita con las urnas en marzo, en la que intentará revalidar su cargo de primer ministro.
Tras la ruptura de un Gobierno de coalición efímero, Israel vivirá en 2021 sus cuartas elecciones en menos de dos años y Netanyahu, previsiblemente, se presentará, a pesar de que su popularidad está por los suelos por su mala gestión de la crisis sanitaria. Aún está por ver qué sucederá en el juicio por corrupción en su contra que comienza dentro de unas semanas.

 

Vladimir Putin
El presidente ruso, en el poder desde el año 2000, se ha visto afianzado con la aprobación en referéndum el 1 de julio de una reforma constitucional que le permitirá gobernar hasta 2036, si se presenta a las dos próximas elecciones, una opción que no se descarta, teniendo en cuenta que aún no hay sobre la mesa un sucesor que pueda recoger el legado de Putin.

 

Qassem Soleimani
El año arrancaba el 3 de enero con la muerte de Qassem Soleimani, jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria, en un bombardeo estadounidense en Bagdad. Soleimani era, en realidad, el poder en la sombra de Irán y el artíce de la política más asertiva del país en la región, con una importante presencia militar tanto en Irak como en Siria.
Aunque su muerte hizo temer que Irán y EEUU pudieran llegar a un enfrentamiento directo, Teherán dio una respuesta comedida, atacando dos bases militares iraquíes con soldados estadounidenses. 

 

Donald Trump
El año no ha sido bueno para Donald Trump, pese a que podrá decir que deja para la Historia el haber facilitado varios acuerdos de paz entre Israel y varios países árabes -Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Sudán y Marruecos-, y a que superó en febrero su impeachment, tras el dudoso honor de ser el tercer presidente sometido a un juicio político.
Pero también se le recordará como el primer presidente que no quiso reconocer la derrota frente a su rival.