scorecardresearch

Fondos europeos como ayuda para impulsar la rehabilitación

C.M.
-

El presidente del Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Burgos, José Ignacio Pérez, se ofrece a conformar la oficina que se exigirá a las administraciones para la tramitación de las ayudas en eficiencia energética

A las administraciones se les va a exigir una oficina para la tramitación de las ayudas en eficiencia energética. - Foto: Alberto Rodrigo

Prácticamente nadie cuestiona la necesidad de someter periódicamente a los vehículos a la ITV en función de su antigüedad y reparar los defectos que pudieran tener aunque sea por miedo a una multa pero se es más laxo a la hora de hacerlo con el edificio en el que vivimos a pesar de ser un bien patrimonial más caro y en el que pasamos más tiempo. De ahí la importancia de que el Ayuntamiento esté vigilante y obligue a pasar la Inspección Técnica de Edificios. El Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Burgos reconoce que es «una garantía» para el propietario y se confía en que la llegada de fondos europeos, especialmente para mejorar la eficiencia energética, anime a impulsar las rehabilitaciones.
Su presidente, José Ignacio Pérez González, recuerda que nadie se puede quedar atrás y las ayudas son una oportunidad. «Burgos es un referente en Castilla y León en la rehabilitación de las fachadas y en el cumplimiento de la ITE y las subvenciones europeas van a ser muy buenas, además se ha anunciado que no van a computar en la declaración de la renta del año siguiente, lo cual será una ventaja».

En este sentido, los colegios de aparejadores se han ofrecido a la Junta como 'oficina de rehabilitación' para ayudar en la tramitación de las ayudas ante el «aluvión» de solicitudes. «Hay preocupación en las administraciones por no poder afrontar el volumen de trabajo y nos hemos ofrecido para ayudar, dado que el Real Decreto prevé la creación de estas oficinas. Con ello se impulsará la economía, los edificios ganarán en confortabilidad y habrá un ahorro de energía».

En este sentido, subrayó que las inspecciones son un paso previo para ver el estado del edificio aunque los fondos europeos obligarán a realizar el 'libro del edificio existente' antes de pedir las ayudas. «Estará subvencionado al cien por cien por el Estado o la Junta y nos dará una idea de la situación del inmueble y tendremos prácticamente la ITE pasada », señaló, al tiempo que recordó que el año 2022 será clave en la rehabilitación aunque Europa da un margen hasta 2026 para gastar los fondos.

Si bien es cierto que la presentación de una ITE no conlleva el pago de ningún tributo municipal, la comunidad o el propietario deben encargar el diagnóstico del edificio y el posterior informe a un técnico cualificado cuyo coste puede rondar entre los 500 y 1.000 euros. El arquitecto experto en rehabilitación Agustín Herrero, que ha dirigido áreas de regeneración urbana (ARU) como SanCristóbal o Río Vena, considera que el Ayuntamiento debe establecer ayudas a la ITE. «La administración local no solo debe sancionar sino también premiar. La ITE es el diagnóstico para luego hacer cualquier rehabilitación, dado que se evalúan las obras que hay que hacer y su coste», indicó.

En este sentido, también propone que el Ayuntamiento establezca bonificaciones en la licencia para obras de eficiencia energética cuando la inspección técnicaasí lo establezca, algo que sí se hace cuando se trata de eliminación de barreras (ascensor a cota cero).