scorecardresearch

«No es de recibo que Burgos aún no tenga autovía con Logroño»

G. ARCE
-

El nuevo presidente de la patronal del transporte analiza la situación del sector

Eduardo Rilova - Foto: Valdivielso

El nuevo presidente de la Asociación Burgalesa de Transportistas Asebutra suma 30 años en la carretera como autónomo. Ha cargado de todo (graneles, basculantes, industrias...) y ha realizado rutas nacionales y también internacionales. «He hecho de todo con mi camión, yo soy el que busco las cargas y también los retornos, como los de antes. No pertenezco a ninguna cooperativa ni a ninguna agrupación, voy por libre...». Eduardo Rilova, natural de Sasamón, se define como un transportista vocacional que vive y sufre en carne propia la compleja situación que padece su sector cada jornada. 

¿Cómo se animó a presentar su candidatura a la presidencia de Asebutra?
La idea surgió a raíz del conflicto del pasado mes de marzo, con la explosión de los precios de los carburantes. En 2021 el precio del gasoil subió un 30% y de enero a febrero de 2022 se disparó un 80%, algo inaguantable para nosotros y para las empresas que se tenían que hacer cargo de nuestros costes. Hubo diferencias en el seno de Asebutra sobre los paros y creímos que se podía haber dado más información a los asociados. De ahí surgió una corriente que planteó una crítica constructiva, aunque nunca con ánimo de dividir Asebutra. El grupo que surgió habló con el presidente [José Luis Olivella] y su directiva, también tomó contacto con otras asociaciones para crear un nuevo proyecto. Se nos fueron uniendo más y más socios hasta llegar a la asamblea del 19 de noviembre. 

Obtuvieron un amplio respaldo frente a la candidatura que encabezaban Eusebio de Miguel y Olivella. 
Nunca pensamos llegar a tanto. En Asebutra somos 501 socios. En la asamblea logramos 306 votos a favor frente a los 42 de la otra candidatura. Hubo 19 nulos que, prácticamente, eran nuestros. Fue un respaldo mayoritario.

¿Los autónomos vencen a las empresas con grandes flotas?
No es así. Asebutra cuenta con unos estatutos que rigen su funcionamiento y que son la envidia de muchas otras asociaciones. En Asebutra cada socio tiene un voto [tenga un camión o más de cien], lo que no quiere decir que mi candidatura tenga solo el respaldo de los autónomos. En Asebutra somos 501 socios, 320 autónomos y 180 empresas. Cada candidatura está compuesta por doce miembros y la mitad deben ser autónomos y la otra mitad empresas. Así fue la mía. En la otra candidatura iban empresarios muy fuertes, esto es así, lo que no significa que esto fuese una pugna entre autónomos y grandes empresarios. 

¿Ve riesgo de división en Asebutra?
Soy consciente de que somos de las pocas provincias importantes del transporte español que no tiene dos asociaciones o que no se han dividido empresarios y pymes y autónomos. Si esto es así es porque Burgos siempre ha estado unido y, por ello, mi meta es seguir estando unidos. Soy el primer presidente autónomo de Asebutra, pero aquí no hay ni vencedores ni vencidos. Sí que digo a la candidatura que ha perdido que la ganadora tiene un respaldo mayoritario. Necesito de la sabiduría y el saber hacer de José Luis Olivella, porque ha estado muchos años al frente de Asebutra. No temo a una escisión en Asebutra, pero me gustaría que  no ocurriera.

¿Va a haber cambios en la presidente de la Sociedad Anónima (que gestiona los aparcamientos de Burgos y Aranda y la comercialización de carburantes) y en la Fundación Pepe Iglesias (que gestiona la residencia de mayor Lazarillo de Tormes)?
Los socios de Asebutra también lo somos de la Sociedad Anónima y la Fundación es la parte social de la mercantil. Queremos formar parte de ello y tener un gran consenso entre las tres partes, como debe de ser.  José Luis Olivella es presidente de la S.A. y conviviremos. No hemos entrado en el tema de la vicepresidencia primera de la Cámara de Comercio, que también ostenta Olivella.

¿Hay buena relación con Olivella,  sin duda, un referente en el mundo de transporte local y nacional?
Es un gran profesional que lleva muchos años trabajando para este sector. Mi relación con él es buena, aunque él tenga su punto de vista y  yo el mío.

¿Ustedes tienen algo que ver con la Plataforma que ha convocado los dos últimos paros?
No. Nosotros estamos con el sector primario de la provincia y entendemos que no podemos hacer paros para dañarlo. Burgos cuenta con mucha agricultura, mucha industria y mucha pequeña y mediana empresa que hay que proteger. Nosotros no podemos dañar a los empresarios, pero sí reivindicar nuestra situación. Somos uno de los sectores que más ha sufrido los incrementos de los precios, y la recesión económica a la que nos enfrentamos es muy importante. Hemos sufrido muchos cambios y tampoco nos hemos modernizado como sí lo han hecho otras empresas.

Burgos necesita un nuevo aparcamiento  y Villalonquéjar sería perfecto"

¿Cree que en marzo Asebutra debía haber dado un respaldo claro a los paros dado el momento que vivían?
Creo que Asebutra tenía que haber dejado decidir a sus socios. No hubo una asamblea hasta el final y tampoco trasladamos una comunicación al empresario burgalés. Teníamos que haber explicado a la sociedad burgalesa el grave problema que padecíamos. Olivella dijo que no había huelga, pero la realidad es que el 75% del transporte burgalés estuvo parado la primera semana. El mensaje tuvo que ser más unánime. Insisto en que no comulgo con la Plataforma, sobre todo por su lenguaje bélico, que a nosotros no nos van a imponer. En Burgos sabemos dónde estamos. El transporte está muy arraigado aquí, desde la Real Cabaña de Carreteros.   

¿Han notado mejoras desde marzo?
El decreto del Ministerio del 2 de agosto recoge cosas banales. No podemos utilizar la palabra 'obligatoriedad' porque, si no, se atenta contra la libre competencia. En su momento dije que el decreto no se sostenía jurídicamente. Los precios de referencia no pueden ser obligatorios. Si estamos en el mercado libre, lo estamos con todas las consecuencias. Ha habido mejoría en la carga y descarga de los camiones, que no pueden hacer los transportistas, y estamos pendientes de cómo quedan los 20 céntimos de rebaja a los carburantes a partir de enero. Si los quita para el sector del transporte, ¿qué hacemos?

¿Y qué proponen?
Un gasóleo profesional de una vez por todas para el transporte. No queremos ser unos subvencionados, pero es una medida para tener en cuenta.  También tenemos un problema muy grave con las enfermedades laborales. Hay estudios que han demostrado que el estrés que sufre un transportista genera enfermedades neurológicas, cardiacas... Los transportistas no se quieren ni se pueden jubilar, pero hay auténticos dramas de profesionales que están físicamente gastados de trabajar. 

¿Cuál es la hoja de ruta que se ha trazado para estos 4 años de mandato?
Mi proyecto pasa por modernizar Asebutra y, de entrada, crear una herramienta digital para que el transportista esté permanente informado y a tiempo real a través de su teléfono móvil. El sector necesita dinamizarse, más agilidad y rapidez e información. Asimismo, vamos a reforzar la asesoría laboral y fiscal a  los asociados través de nuestra gestoría.

¿Cómo van a resolver el problema de la falta de conductores y de relevo profesional?
En España hay entre 1,5 y 2 millones de carnés de camión sin utilizar. Es una cifra que asusta y que confirma que nuestra profesión no es atractiva. El transporte es muy arriesgado, muy duro y no se gana al volante lo que se debería ganar, ni el chófer ni el empresario. El transporte está infravalorado, se le atribuye la subida de los costes y de la inflación, pero nosotros soportamos también todos esos costes. Dicho todo esto, además está difícil sacarse el carné de transportista y la gente se lo piensa cuando no compensa las ganancias.

¿Ni a los extranjeros?
Tuvimos mucha gente del Este de Europa, pero han regresado a sus países y nos han dejado un gran vacío. 

¿Cómo va el negocio del transporte en Burgos?
Este mes de noviembre ha habido una caída importante en la actividad. Lo estamos notando la precampaña navideña. Hay trabajo, pero no tanto como en otras ocasiones, preludio de lo que puede ser un año complejo y de que el consumo y las ventas descienden. 

En noviembre hemos notado una caída importante  de la actividad"

¿Teme más paros de camiones si las cosas van a peor?
Creo que no. La Administración debe dar respuesta a nuestras demandas. La primera, que en enero se mantenga la subvención a los carburantes. Si no hay ayudas, tendremos que subir precios. En este último año hemos duplicado la facturación en gasoil.

¿Han desaparecido transportistas por falta de viabilidad en Burgos?
Muy pocos, aunque las empresas están reduciendo números (camiones y chóferes). Los autónomos también siguen mermando por las jubilaciones.

¿Necesitan más infraestructuras de transporte en la ciudad?
El aparcamiento de Asebutra no tiene espacio para todos los asociados. La mayoría aparcamos los camiones en las instalaciones nuestras empresas o en el aparcamiento de la Aduana o en los polígonos. Tenemos un problema de seguridad con los camiones y necesitamos aparcamientos vigilados. Todo lo que se haga en Burgos para el transporte es poco y sería bueno otro aparcamiento seguro para los transportistas que vienen de fuera. En Villalonquéjar sería perfecto, pero con los servicios básicos a los conductores de paso.

¿Y cómo están las carreteras?
Hay un grave déficit de atención a las carreteras y lo notamos a nivel nacional. No hay un mantenimiento adecuado. En Burgos, que aún no exista la autovía de Logroño es denigrante. Que en 2022 sigamos pasando por Villafranca Montes de Oca o por el puente de Belorado, no es de recibo que camiones de 40 toneladas pasen por ahí. Es obligado hacer esta autovía y también la conexión a Aguilar de Campoo. 

¿Le preocupa que se apueste por el tren en detrimento del camión?
No, aunque siempre y cuando mantengamos el servicio de las rutas más cortas que no cubra el tren.