scorecardresearch

Cáritas alerta de las consecuencias de la inflación actual

DB
-

La entidad de la Iglesia presenta la memoria de actividades de 2021 y señala que el número de personas en situación de exclusión crece o se mantiene, por lo que hay una cronificación de la pobreza. El año pasado atendieron a 875 nuevas familias

María Gutiérrez, Mario Iceta y Jorge Simón. - Foto: DB

La inflación está golpeando duramente a las familias más vulnerables en la provincia de Burgos y ha obligado a Cáritas a incrementar sus esfuerzos en materia de ayudas para que estas personas pueden cubrir sus necesidades más básicas. Así se ha puesto de manifiesto esta mañana durante la presentación de la memoria anual de la entidad de la Iglesia, en un acto en el que han participado el arzobispo de Burgos, Mario Iceta; el director de Cáritas, Jorge Simón, y la coordinadora de Acción Social, María Gutiérrrez.

Cáritas Burgos atendió a 9.185 personas de casi 5.900 hogares a lo largo de 2021, cuando además practicó casi 78.600 intervenciones, según ha señalado María Gutiérrez. La coordinadora ha explicado que el programa de acogida parroquial atendió a 875 nuevas familias y reincorporó, prácticamente de forma plena, a las más de 400 personas que prestan voluntariado en este servicio. Las ayudas directas a las familias aumentaron en un 16% ante las necesidades detectadas. Asimismo, ha concretado que más de 800 menores fueron atendidos a través del programa de infancia, que se desarrolla en los cinco centros con los que cuenta la provincia.

En cuanto al programa de mayores, ha concreatdo que fueron 75 personas residentes en las localidades de Ibeas de Juarros, Pradoluengo, Espinosa y Belorado las que recibieron acompañamiento el pasado año. Por otro lado, algo más de un millar de personas fueron atendidas a través del programa sin hogar, del que un 37 por ciento fueron menores de 39 años y predominantemente de nacionalidad española. La memoria anual de Cáritas Burgos también refleja cómo más de 2.000 personas percibieron atención en materia de empleo, logrando la inserción laboral de 555 personas.

Jorge Simón ha destacado que la entidad ha invertido en sus programas casi 3,8 millones de euros, de los que un 68% proceden de donaciones, socios o parroquias y el resto de las administraciones públicas.