scorecardresearch

La hostelería deja de ingresar 25.000 euros de 5.000 bonos

B.G.R.
-

La concejala Rosa Niño mantiene su «compromiso» de sacar una nueva campaña de vales descuento para el comercio burgalés, pero aún no tiene asegurada la financiación

Unos 80 locales de hostelería se sumaron a la campaña de vales descuento. - Foto: Valdivielso

La Concejalía de Comercio ha dado por cerrada la campaña de bonos al consumo destinada a la hostelería, después de que el pasado 30 de noviembre acabar el plazo para gastarlos y hayan transcurrido ya las dos semanas con las que contaban los empresarios para subirlos a la plataforma de gestión para hacer efectivo su abono. De los 350.000 vales descuento que finalmente se pusieron en circulación por importe de cinco euros, 4.966 se han quedado sin canjear, lo que traducido en dinero significa  14.989 euros que han perdido los consumidores y 9.932 euros que volverán a las arcas municipales.

La responsable de este departamento, Rosa Niño, confiaba inicialmente en que la partida se agotara, sobre después del boom de afluencia de clientes que se produjo en los días previos a que concluyera el tiempo para consumirlos. Sin embargo, sus expectativas no se han cumplido, ya sea porque a los ciudadanos se les ha pasado el plazo o porque los establecimientos no los han tramitado, decantándose más por esta última opción que por la primera, aunque sin la certeza de saberlo porque «es imposible conocer la parte que corresponde a cada uno de los colectivos».

Niño avanza que deberá analizarse con el gremio el balance de la campaña, ya que, según precisa, el importe de los cheques responde a la demanda de los hosteleros. «Estaban pensados más para canjear en un bar que en un establecimiento de restauración», asegura, añadiendo que al final ha ocurrido lo contrario. En este punto, llama la atención sobre algunas «quejas» recibidas por parte de los clientes de locales que «no recogían los bonos en barra pero sí en mesa».

Desde la Concejalía de Comercio se aboga por una segunda campaña para el año que viene, aunque la edil sostiene que la hostelería no es competencia de su departamento. No obstante, avanza que se analizará la situación entre los miembros del equipo de Gobierno para saber qué área puede ocuparse de esta iniciativa con el fin de que el sector no se quede fuera.

En lo que respecta a esa tercera remesa para el comercio (la primera fue en noviembre del año pasado), Niño mantiene su «compromiso» de poder sacarla adelante con los remanentes, ya que no está recogida una partida para este fin en los presupuestos, si bien precisa que en este momento resulta imposible confirmarlo porque no está asegurada esa financiación. A este sector se destinaron este año 375.000 bonos al consumo, de los cuales se quedaron sin canjear 3.073. Con un importe de diez euros, 12.292 los perdieron los clientes mientras que 18.438 regresaron a las arcas del Ayuntamiento.