scorecardresearch

Las ciencias triunfan

B.G.R.
-

Marta Bujedo y José Luis Alonso obtienen la máxima calificación de la EBAU y de nota de acceso (9,914). La alumna del Liceo Castilla quiere estudiar Medicina y su compañero del Mendoza, Matemáticas y Física

Bujedo elegirá la Universidad de Salamanca para cursar la carrera; Alonso se decantará por la Complutense de Madrid. - Foto: Jesús J. Matías y DB

Sus brillantes expedientes académicos en Bachillerato, sumado a un examen de la EBAU del que salieron contentos en líneas generales, les hacía prever una buena nota final. Sin embargo, ni José Luis Alonso ni Marta Bujedo, del instituto Cardenal López de Mendoza y del colegio Liceo Castilla, respectivamente,  pensaban que iban a ser los mejores del distrito universitario de Burgos. Curiosamente, coinciden en los resultados tanto de la prueba como de la calificación final contabilizando la media de la etapa educativa posobligatoria:9,875 en la primera y 9,914 en la segunda de un máximo de 10 puntos.

Alonso salió de la evaluación con buenas sensaciones, «pero no tantas», reconoce por teléfono desde Salou, donde se encuentra de vacaciones con sus amigos. Tenía algunas dudas sobre los exámenes de Lengua yFísica, sobre todo porque en esta última el tiempo para contestar todas las preguntas se quedaba algo escaso. Despejada la incertidumbre no oculta su «sorpresa» ni el aluvión de llamadas de felicitación recibidas por la calificación que ha obtenido.  

Una vez que acabe este tiempo de descanso, asegura que se centrará en buscar residencia en Madrid, además de en decidir finalmente la opción de estudios por la que se decantará. Tiene claro que seráMatemáticas, asignatura que le gusta, siempre ha dominado y considera que ofrece buenas salidas profesionales. Pero ahora, con la excelente nota obtenida, «que no entraba en las mejores quinielas que había hecho», piensa en la posibilidad de cursarla de forma conjunta con Física. Lo que sí que ha decidido es su universidad de destino, la Complutense de Madrid, por las «buenas críticas que recibe la Facultad», además de que admite que le apetece salir de Burgos.

Segundo de Bachillerato y la EBAU ya forman parte de su pasado, aunque sigue recordando los nervios de las últimas jornadas y esas siete y ocho horas al día de estudio de un curso que, sin embargo, no le ha resultado complicado. Su pensamiento está en la nueva etapa que emprenderá, pero no en planes de futuro profesional, que irá descubriendo «a medida que vaya estudiando la carrera».

Marta Bujedo mira hacia Medicina desde la vocación que siempre ha tenido por esta profesión y que, además, reconoce que se ha visto acrecentada por la pandemia. «Siempre me ha gustado la biología, aprender sobre el cuerpo humano, llegar a entender el porqué de una enfermedad», relata todavía sorprendida de ser una de las mejores de la EBAU. Se esperaba sacar buena nota «dentro de mis capacidades», pero siempre «queda la subjetividad del corrector». Se irá a la Universidad de Salamanca, donde tiene familia, y se decanta por la neurología o la oncología.

Bujedo admite que ha sido un curso «duro», marcado también por las restricciones de la pandemia, extremo este que comparte Alonso. A diferencia del pasado, las clases han sido presenciales, algo que valora porque «no es lo mismo hacer un trabajo con la tranquilidad de estar en casa que con la presión de clase». Días y días de repaso, de pulir detalles y ocho o nueve horas de estudio antes de enfrentarse a la prueba definitiva. «Ha merecido la pena todo el tiempo invertido, los nervios, renunciar a salir con mis amigos....», sostiene orgullosa. Un esfuerzo y trabajo extra del que se resarcirá con un verano de «descanso para quitarme el agotamiento de todo el año». 

No sueña con grandes planes para estos meses de vacaciones, salvo salir al campo e ir al pueblo (Cernégula), además de retomar las numerosas lecturas que ha dejado por el tiempo dedicado al estudio. Es una de sus grandes aficiones junto a la pintura y el dibujo y la natación. Alonso, por su parte, reconoce que tiene la lectura un poco aparcada, disfruta quedando con sus amigos y de vez en cuando practica deportes como el tenis, el fútbol y el baloncesto.