scorecardresearch

Eliminan una acera de la calle Legión Española

C.M.
-

Los peatones cruzaban por una zona próxima al túnel que no estaba habilitada

Se colocará una valla que impida el tránsito de personas. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

Los peatones utilizan atajos para cruzar de un lugar a otro aunque no se trate de espacios habilitados para ello. La fuerza de la costumbre puede más que la seguridad y los vecinos de la parte alta de la calle Legión Española, así como los de la BU-11, suelen transitar por una acera que rodea a un jardín situado junto al túnel para atravesar la vía hasta alcanzar el inicio de la calle Cervantes.

Al carecer de un acceso peatonal, esta práctica supone un riesgo, ya que deben cruzar dos calzadas en las que los vehículos circulan a gran velocidad, ya sean los que bajan hacia San Agustín o ascienden a la BU-11. Por ello, el área de Vías Públicas del Ayuntamiento ha decidido cortar el problema de raíz y suprimir esa pequeña acera, convirtiendo en zona verde el espacio que ocupaba. También colocará vallas ambos lados para evitar el acceso de transeúntes. «Queremos que los peatones tengan que bajar hasta el paso de cebra y no crucen por ese lugar que es peligroso. La idea es mejorar la seguridad y que los ciudadanos se acostumbren», asegura Miguel Balbás, responsable de este área, quien recuerda que la actuación es una demanda recogida en la Junta del Distrito Sur. 

Los trabajos los realiza la Brigada de Obras. Han comenzado hace unos días con la supresión de la acera y se prolongarán durante varias semanas. Hace cuatro años que la asociación de vecinos Nuestro Barrio reclamó la colocación de vallas tras el atropello con resultado de muerte que tuvo lugar en el año 2016. También se han producido otros accidentes, sin que haya habido que lamentar desenlaces fatales, pero lo cierto es que los sustos son diarios en este entorno. 

Tiempo por seguridad. El atajo suponía un ahorro de tiempo, aunque la seguridad está por encima de todo y a partir de ahora los residentes en el barrio tendrán que acostumbrarse a dar un rodeo hasta llegar al paso de cebra para alcanzar su destino. Desde la Asociación de Vecinos Nuestro Barrio celebran que por fin el Ayuntamiento de Burgos haya atendido finalmente su reivindicación, dado que se trata de una zona en la que hay un elevado volumen de tráfico rodado y también peatonal, sobre todo a horas concretas teniendo en cuenta la actividad comercial existente y la ubicación de varios centros  educativos.