scorecardresearch

CyL se sitúa la quinta región con mejor gestión presupuestaria

SPC
-

Carriedo destaca «la eficiencia y la eficacia» de la Junta en el gasto, con servicios de «calidad» con un déficit público «reducido», una deuda por debajo de la media e impuestos más bajos

Carlos Fernández Carriedo. - Foto: Leticia Pérez (Ical)

La Comunidad de Castilla y León fue la quinta autonomía que mejor ejecutó el gasto presupuestado en 2021 y la tercera de las de régimen común, según los datos publicados por el Ministerio de Hacienda. El departamento que dirige María Jesús Montero constata que la Comunidad alcanzó un porcentaje del 95,64 por ciento de obligaciones reconocidas sobre créditos totales, frente a una media para el conjunto de las autonomías del 92,07 por ciento, es decir, más de tres puntos y medio por encima.

Los datos, recogidos por Ical, revelan que sólo se situaron por encima de la media de la Comunidad, las autonomías forales de País Vasco y Navarra, con porcentajes del 97,72 y 95,74 por ciento del gasto ejecutado; así como las de régimen común de Cantabria y Cataluña, con un 96 y 95,86 por ciento, en cada caso. En el extremo opuesto de la tabla, se situaron Murcia, 78,64 por ciento; Aragón, 85,73 por ciento; Extremadura, 88,1 por ciento; y Galicia, 88,73 por ciento.

El informe de ejecución presupuestaria pone de relieve que la Junta alcanzó unas obligaciones al cierre del año por 11.351,97 millones de euros, el 95,64 por ciento de los 11.869,06 millones de créditos totales. Este último dato supone unas modificaciones presupuestarias por 633,1 millones, respecto a los 11.235,46 presupuestados inicialmente.

El consejero en funciones de Economía y Hacienda de la Junta, Carlos Fernández Carriedo, destacó que los datos de ejecución reflejan la «eficacia» de la Administración autonómica, y añadió que se han «centrado en trabajar por Castilla y León». «Ahí están los resultados, somos de los mejores en ejecución dentro del conjunto nacional», dijo a Ical.

Carriedo se felicitó porque son «datos ciertamente muy altos» y defendió que no solo se trata del volumen presupuestario ejecutado sino de la «eficacia» del gasto y «Castilla y León ha demostrado que gasta e invierte bien» lo que se refleja, dijo, en que «está sirviendo servicios públicos de máxima calidad». «Estamos entre los más eficaces y eficientes», dijo, para añadir que lo hacen con un déficit público «reducido» y con una deuda por debajo de la media a lo que se suman unos impuestos más bajos.

Las operaciones corrientes alcanzaron un nivel de ejecución del 97,41 por ciento (8.467,27 millones en obligaciones reconocidas), mientras que las de capital sólo llegaron al 85,56 por ciento (1.610,54 millones); frente a porcentajes para el conjunto de las autonomías del 93,67 y 65,57 por ciento, respectivamente.

Operaciones corrientes

Bajando al detalle, dentro de las operaciones corrientes, la ejecución de los gastos de personal alcanzó el 98,62 por ciento (4.303 millones en obligaciones reconocidas sobre créditos totales), por encima del 96,62 por ciento para la media de las autonomías. Asimismo, los gastos corrientes en bienes y servicios se ejecutaron en un 95,38 por ciento (1.854,83 millones), cuando la media de las comunidades fue del 94,2 por ciento.

Además, las transferencias corrientes alcanzaron un nivel de compromiso del gasto del 98,33 por ciento (2.142,33 millones), cuando el conjunto autonómico se situó en el 91,39 por ciento. Por lo que se refiere a los gastos financieros, el porcentaje de ejecución alcanzó el 81,07 por ciento en Castilla y León (167 millones), este por debajo de la media autonómica del 85,35 por ciento.

Un análisis de las operaciones de capital evidencia un grado de ejecución de las inversiones reales en Castilla y León del 84,68 por ciento (545,45 millones de euros), muy por encima de la media para el conjunto de las autonomías del 63,46 por ciento. El gasto en transferencias de capital presupuestado se comprometió en un 85,56 por ciento (1.065 millones de euros).

Por último, un análisis de la ejecución de las operaciones financieras pone de relieve que los activos se ejecutaron en un 74,23 por ciento (54,31 millones de euros), por debajo del 96,68 por ciento de la media para el conjunto de las autonomías.