scorecardresearch

«Este ascenso será más complicado. Todos querrán ganarnos»

CARMELO PALACIOS
-

ENTREVISTA | Félix Sancho fundó en 2015 el club, que subió a ACB dos años después, se consolidó en la élite y llegó a conquistar tres títulos internacionales. Sin embargo, la campaña pasada todo se torció y descendió. Ahora, afronta el reto de volver

Félix Sancho, presidente del San Pablo Burgos. - Foto: Valdivielso

Félix Sancho, presidente del Hereda San Pablo, vivió su día más duro desde que fundó el club el pasado 14 de mayo. Esa tarde su equipo y el de miles de burgaleses consumó el descenso a LEBOro con el Coliseum a reventar.  Le costó digerirlo, pero poco después salió a la palestra a dar la cara y confirmar, por si alguien tenía alguna duda, que estaba dispuesto a construir un proyecto para regresar a la Liga Endesa. Casi medio año después de aquella fatídica tarde ante el Fuenlabrada, el mandatario azulón habla con Diario de Burgos sobre los desafíos que se presentan en esta nueva aventura.

Después de siete años al frente del Hereda San Pablo y una última temporada realmente dura, ¿se pierde un poco la ilusión?
Tengo la ilusión renovada por volver a estar en la ACB y por la respuesta que ha mostrado la afición. No queda otra que empujar mucho para sacarlo adelante.

En la campaña 2020/21 no se acertó con algunas decisiones en la configuración de la plantilla, ¿está contento con los fichajes de cara a esta nueva temporada?
La dirección deportiva está más que satisfecha con la plantilla que se ha creado y cree que, sin duda, es de los mejores equipos de la categoría por calidad y nivel personal y profesional de los jugadores. Esperemos que hayamos acertado de pleno.

Paco Olmos dijo hace unas semanas que le sorprendió que no se quedara nadie del plantel del curso anterior, ¿a usted también?
Ha habido varios jugadores que estuvieron a punto de quedarse, pero por diferentes circunstancias se acabaron marchando. Es algo habitual porque al final ellos buscan su beneficio económico y personal. Dani Díez estuvo a punto de quedarse y Marc García, también. 

¿Qué aprendió el curso pasado que pueda aplicarlo este?
(Piensa) A estar más tranquilos y ser más pacientes.  El objetivo es ascender, pero hay que transmitir la tranquilidad suficiente para que suceda. A veces las prisas son malas y el año pasado se demostró que no acertamos y no fue efectivo tanto cambio por la voluntad de mejorar las cosas. Tenemos claro el objetivo y que la temporada es muy larga. Todo el mundo querrá ganar al que todavía es subcampeón del mundo de baloncesto y nos va a costar mucho sacar los partidos, como a todos los que bajan a una categoría inferior. Creo que el San Pablo va a jugar y competir muy bien y será capaz de lograr ese objetivo tan ansiado que es volver a la ACB.

Habla de tranquilidad y calma. Entiendo entonces que no le preocupan mucho las sensaciones de la pretemporada...
No, al final las pretemporadas son para lo que son. Por supuesto que quieres que los resultados te acompañen, pero ser resultadista en la preparación no sirve para nada. El equipo ha hecho una preparación pensando en la liga y no pensando en ser resultadista. Me preocupa más que pueda haber alguna lesión, como pasó contra el Palencia.

¿Cambiaría alguno de los títulos por estar esta temporada en la ACB?
(Silencio) No, esto es parte de un aprendizaje. Los títulos nos dieron muchísimo y en la ACB vamos a volver a estar. Lo que nos ha sucedido es porque nos lo merecimos, tanto para bien como para mal.

¿Qué sintió al ver el estreno de la Liga Endesa y que el San Pablo no estuviera entre los contendientes?
Muchísima nostalgia y sentimientos encontrados. Viéndolo por la 'tele' se te hace duro, pero eso te hace trabajar más para volver.

¿Es más complicado este ascenso que el de 2017?
Sí, sin duda. Ahora todo el mundo quiere ganar al San Pablo, campeón de Europa y del mundo. Vamos a tener que dar el do de pecho siempre porque nos van a estar esperando, saben que tenemos una buena plantilla, un equipo hecho para triunfar y los rivales estarán 100% alerta. Seremos el rival a batir con el Andorra, el Estudiantes, la Coruña y alguno más...

¿Ve al Coruña de Diego Epifanio en esa terna de favoritos?
Sí, todos sabemos de lo que es capaz Epi. De un grupo más o menos normal puede hacer algo grande, ya lo hizo con el San Pablo en su momento.  Aparte de los mencionados, hay que tener el máximo respeto porque muchos otros equipos que no están en la terna se meterán y otros caeremos.

Como máximo responsable del proyecto, ¿hasta qué punto le afecta la presión del ascenso?
Es un objetivo; no una presión. Hay que subir. El objetivo es ese y el que no admita que estamos diseñados para ascender no está en la sintonía del club. Si no es este año, será el siguiente.

¿Cuál diría que es la principal fortaleza del equipo?
Como dice la dirección deportiva, es un equipo muy compensado que tiene jugadores de mucha proyección, como Corbalán, y otros veteranos, como San Miguel o  López y Barrera, que además conocen la casa. Tenemos un juego interior bastante potente, un bloque muy bien armado y una plantilla larga. Entendemos que tiene que ser suficiente para poder dar el salto.

El fichaje de Rasid Mahalbasic causó sorpresa y revuelo por ser un jugador con ofertas de ACB, ¿le hizo mucho daño al bolsillo traer al pívot austríaco?
(Sonríe) Esperemos que haga mucho daño al juego interior de los rivales.

Ha querido traer a Burgos la Supercopa, la Copa del Rey, la Copa Intecontinental, ¿pujará también por la Final Four en una hipotética participación del Hereda San Pablo?
Sí, entiendo que es un valor añadido poder contar con nuestra afición y es garantía de éxito para la organización porque se va a llenar el Coliseum. Esperemos no estar en esa terna y quedar primeros, pero si no es así y estamos en la Final Four pelearemos por celebrarla en Burgos.

Habla de llenar el Coliseum y todo apunta a que esta campaña, a pesar de jugar en LEB Oro, volverá a haber un ambientazo, ¿se esperaba esa respuesta de la afición?
Sí. Queda demostrado que es una afición valiente y que nos quiere de verdad. Está con nosotros por encima de cualquier cosa.

La campaña fue muy agresiva, hasta el punto que dio la opción de renovar de forma gratuita ¿le sorprendió que la mayoría de la gente pagara?
No, yo era de los que pensaba dentro del club que la afición se acogería esa opción.

¿Teme que parte de esa hinchada se acabe pasando al Burgos CF?
No, creo que son dos ambientes distintos y complementarios. Lo que vive ahora la ciudad con el deporte hacía muchos años que no se vivía. Es un orgullo que El Plantío esté lleno y el Coliseum también. De toda esa afición coincidente no hay más de un 20%, pero luego hay otro nicho de especialistas de cada deporte. Es complementaria una cosa con la otra.

Volviendo al baloncesto, ¿le preocupa que el UBU Tizona ascienda?
Nosotros hacemos nuestra labor, que es preocuparnos por el San Pablo, pero, evidentemente, todo lo que sea dos equipos de la misma ciudad en la misma competición profesional creo que resta. Lo mismo que el fútbol y el baloncesto son complementarios, creo que dos equipos de fútbol en Segunda sería un error y dos equipos en LEB Oro sería otro error, pero yo no puedo gestionar lo que suceda en otra competición. Además, el Tizona está en su derecho.