scorecardresearch

Docentes piden a la Junta que incluya el Francés como optativa

B.G.R.
-

Ven contradicciones sobre el plurilingüismo en los nuevos currículos del Ministerio de Educación y reclaman que sea la administración regional la que garantice su oferta en ESO y Bachillerato

Profesoras de Francés entregaron a la Junta en diciembre más de 1.000 firmas por la continuidad del idioma. - Foto: Luis López Araico

Una vez conocidos los decretos del Ministerio de Educación y Formación Profesional que establecen las directrices mínimas de los nuevos currículos de la Lomloe, los profesores de Francés vuelven a alzar su voz para reivindicar la segunda lengua extranjera en la ESO y Bachillerato. En esta ocasión, apelan a la Junta de Castilla y León, a la que exigen que incluya esta materia en la oferta de optativas de dichos niveles a la hora de desarrollar la parte de la normativa que corresponde a las comunidades autónomas.

Agrupados en una asociación regional, la representante de Burgos, Elena Gómez, ve algunas «contradicciones» en la regulación estatal. Por un lado, hace referencia a que entre las ocho competencias básicas que recoge aparecen la comunicativa y la plurilingüe, que «nos afectan directamente». Y por otro,  considera que «no se les ha dado mucha importancia» porque ese segundo idioma, principalmente el Francés, no figura entre las asignaturas de carácter obligatorio y ha quedado relegada como optativa. Además y ante la variedad de materias que se proponen, hace referencia a que los centros tienen la autonomía suficiente para decidir y agruparlas por ámbitos.

Por todo ello, exigen a la Junta que atienda su reclamación, después de que el pasado diciembre la agrupación se reuniera con responsables autonómicos. «Nos dijeron que lo tendrían en cuenta», explica Gómez, si bien lamenta que la cuestión se quedó «sin concretar» y que no se ha producido ningún contacto más debido a las elecciones del 13 de febrero, ya que su intención era reunirse con la consejera de Educación, Rocío Lucas.

Además de esta exigencia, el colectivo docente, que en Burgos suma entre 80 o 100 profesionales incluyendo Primaria, denuncia la pérdida de carga lectiva que lleva sufriendo esta asignatura desde el año 2007. En este punto, añade que no solo piden la inclusión del Francés en la oferta optativa sino que se mantengan o aumenten las horas de clase: «El plurilingüismo es una utopía porque los alumnos no alcanzan el nivel de conocimiento para conseguir un certificado B1 o B2, que les impide, por ejemplo, cursar estudios en el extranjero».

Su compañera Ana Isabel Arroyo, miembro también de la asociación docente, pone de relieve la importancia de esta lengua. «Hay más de 350 millones de hablantes y es muy importante en las relaciones económicas, sociales e internacionales», señala, al tiempo que reivindica su repercusión en el aumento de las posibilidades de empleabilidad para los alumnos que acceden al mercado laboral.