Apología de las matemáticas

A.G.
-

Clara Grima, doctora en esta disciplina, ofrece en Aranda y Miranda dos charlas organizadas por la Fundación Caja de Burgos en las que usará el cine para hablar de la belleza y utilidad de los números

Clara Grima.

Quienes hayan visto 'El indomable Will Hunting' se acordarán perfectamente de la escena. El protagonista, al que da vida Matt Damon,  trabaja como conserje en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, donde resuelve una operación matemática -aparentemente dificilísima y alambicada- con la que un profesor había intentado, sin éxito, retar a su alumnado. Ese problema que no logra ser resuelto por los genios del MIT tiene que ver con la teoría de grafos y, en palabras de Clara Grima, doctora en Matemáticas por la Universidad de Sevilla y presidenta de la comisión de divulgación de la  Real Sociedad Matemática Española, "es una chorrada y su resolución está al alcance de un niño al que le explicas qué es un grafo". La película es una de las que va a utilizar Grima en las charlas que ofrecerá los días 11 y 12 en Aranda y Miranda dentro del ciclo Ciencia de cine, de la Fundación Caja de Burgos, coordinado por el científico burgalés Carlos Briones y cuyo objetivo es utilizar el séptimo arte para que la ciencia se más comprensible. 
"Mi objetivo es hacer apología de la belleza de las matemáticas, que no son aburridas e intratables sino una disciplina maravillosa, y estoy segura -de hecho, con esa ilusión trabajo- de que a todo el mundo le gustan pero que hay mucha gente que aún no lo sabe", explicó Grima, que en Math fiction: matemáticas y palomitas usará también fragmentos de Descifrando enigma, donde afirma que sí se trata bien la disciplina, o de la española La habitación de Fermat, "que es una de mis favoritas, un thriller entretenido y con un buen uso de las matemáticas", todo ello con el objetivo de contagiar su entusiasmo por esta ciencia y, de alguna manera, dignificarla:  "Ya que invirtieron tanto dinero en contratar a Matt Damon y a Robin Williams -bromea- se podían haber gastado 500 euros más y contratar a un matemático que pusiera un problema difícil de verdad, que hay muchos. A nadie se le hubiera ocurrido preguntar en un instituto de lingüística o de literatura quién escribió El Quijote y que los alumnos hubieran tardado varios días en contestar la pregunta. No se puede despreciar a las matemáticas de esa manera", añadió Grima, cuya área de investigación, además de una de las asignaturas que imparte, es, precisamente la teoría de grafos ("donde no hacemos cuentas, lo que hacemos es pensar"), rama de las matemáticas sobre la cual está actualmente escribiendo un libro.  
La profesora, una de las principales divulgadoras de la ciencia ahora mismo en España y experta, por tanto, en utilizar un lenguaje y unos ejemplos sencillos y coloquiales para hacer las mates más comprensibles, cree que la causa de que haya muchas personas que aún les tienen una aversión visceral es que las asocian al cálculo, "a hacer raíces cuadradas, dividir polinomios... algo que es tedioso y aburrido y para mí también": "Hacer cuentas es una parte muy chiquitita de las matemáticas y para ello, afortunadamente, ahora tenemos unas máquinas que nos las hacen. Las matemáticas son un juego que se parece más a resolver un misterio a través de unas pistas, como una habitación a oscuras en la que vas encendiendo luces hasta que se ve todo perfectamente. Es como un puzzle, que no ves del todo el dibujo hasta que pones la última pieza. Y hay que perderles el miedo".
Reconoce que han sido infinidad de veces las que los oyentes de sus charlas le han dicho que ojalá ella les hubiera enseñado matemáticas, ya que de esa manera se hubieran aplicado más porque la asignatura les hubiera resultado atractiva. Y es que es consciente de que muchos docentes de anteriores generaciones quizás no se lo pusieron muy fácil a los alumnos. En la actualidad han cambiado..., pero no todos: "En Primaria saben pocas matemáticas porque en Magisterio se estudian pocas, apenas un poco más que las que se aprenden en sexto de Primaria. Y en Secundaria el problema está empezando a ser grave porque no hay profesionales ya que prefieren irse a empresas tecnológicas antes que dedicarse a la enseñanza". 
HERRAMIENTA DE GESTIÓN. Sostiene Clara Grima que una sociedad que conoce y maneja las matemáticas tiene muchísimas más oportunidades de destacar en tecnología y, por tanto, de incrementar su riqueza, pero también pone en valor la tremenda utilidad de las matemáticas a la hora de tomar decisiones políticas y de gestión pública o de frenar los discursos como el de Vox: "Las matemáticas lo dicen todo de forma objetiva y sin opinión. Y si se utilizaran no ocurriría lo que ha pasado en los últimos tiempos y con más insistencia durante la campaña electoral, que ha sido la criminalización de la inmigración o la puesta en duda de la violencia de género: Si la gente hiciera cuentas sería consciente de que es lo mejor que le puede pasar ahora mismo. Ya hay muchos estudios que demuestran que lo que aporta es riqueza. No me opine sobre la inmigración, enséñeme los números", concluye.