scorecardresearch

Alejandro Serrano quiere abrir otro restaurante en el monte

J.V.
-

El cocinero avanza que se trata de un proyecto a largo plazo, que estaría situado en la comarca de Miranda. «Quiero dejar una huella social», afirma

Alejandro Serrano (i.) y Ginés Clemente, durante la charla. - Foto: J.V.

La relación del chef Alejandro Serrano con Miranda continúa en sentido ascendente. Tras recibir la estrella Michelin, el cocinero ya se plantea abrir en un futuro un nuevo restaurante situado en el monte y centrado en la propia carne. «Me gustaría que fuera psicodélico y muy diferente», explica. Junto a Ginés Clemente, presidente de Aciturri, participó en el congreso Mirando al futuro con el objetivo de animar a los más jóvenes a emprender. 

El establecimiento de Serrano se caracterizó desde un comienzo por centrarse en el pescado y el marisco. Sin embargo, le gustaría abarcar otros productos gastronómicos. «Siempre un restaurante en el monte va acompañado de lo rural, lo tradicional y yo quiero romper con esa dinámica», asegura el joven, quien admite ser «muy soñador». Ahora bien, esto se trata de un proyecto a largo plazo, ya que ahora todas sus fuerzas están centradas en un proyecto que verá la luz el próximo mes de septiembre. 

Su intención con ello pasa por incrementar el papel de la ciudad en sus menús. «Queremos que Miranda sea mucho más partícipe y que vaya dado de la mano», explica. Su restaurante goza de gran popularidad en el entorno de la comarca, pero la mayoría de sus visitantes proceden de otros destinos. «El 70% de los clientes vienen de fuera y específicamente a conocernos, queremos que puedan tener una experiencia mucho mayor en Miranda», destaca. 

El papel de su localidad natal siempre se ha tratado de algo fundamental a la hora de preparar sus platos. «Yo ya estoy visionando lo que será mi restaurante y mi sociedad mirandesa en seis o siete años», cuenta. Tras conseguir importantes reconocimientos, tanto en la propia ciudad como por expertos gastronómicos, Serrano prefiere mantenerse enfocado en el futuro. «Estos reconocimientos están bien de puertas para afuera, pero a nivel interno lo que yo consigo es más exigencia y más evolución», cuenta. 

Su espíritu emprendedor y sus éxitos conseguidos sirvieron como guía en la propia conferencia de Miranda Empresas. Clemente se encargó de dirigir la misma y no dudó en alabar al joven cocinero. «Yo como padre, como empresario y como mirandés, no puedo estar más orgulloso de una persona como tú», admite. Conoce a Serrano desde que era un niño y este último lo considera como «un referente». De esa relación surge la necesidad de «transmitir a los jóvenes que se están formando hoy los mensajes de que sí se pueden conseguir esos sueños». Con tan solo 24 años, el chef ya es todo un ejemplo de emprendimiento. «Tienen que tener ese sentimiento, que quieran ir a más, al final esa es la base para que tu negocio sea diferente y yo creo que es el alma del empresario», añade. 

Las crisis económica y la desesperanza resultan factores claves a la hora de tomar iniciativas. «La gente de mi edad como que no pone la ilusión que tiene que poner en un proyecto bonito. Los jóvenes tiene que escuchar a otros jóvenes que hemos emprendido un  negocio ilusionante y hacerles ver que ellos también pueden», afirma Serrano. Considera que la propia sociedad te puede «cortar las alas», pero que hay que confiar en la propia intuición. «El gran consejo que les puedo dar es que se miren a si mismos y que los más peculiar que tengan, lo vendan. Que se sientan seguros de sus sentimientos y que se lancen al vacío», concluye.