scorecardresearch

Las grandes firman adelantan unas rebajas «flojas»

B.G.R.
-

Buena parte de las tiendas colgaron ayer el cartel de inicio de los descuentos, pero otras se resistieron. Los clientes se concentraron en las grandes firmas

La temporada estival de descuentos ya está aquí. - Foto: Luis López Araico

No es el primer año que ocurre, sino el tercero, pero sí en el que un inicio de rebajas de verano se haya adelantado tanto en el calendario. Comenzaron ayer, con el pistoletazo de salida de grandes firmas como Inditex o El Corte Inglés al que se sumó buena parte del pequeño comercio del centro para aprovechar el efecto llamada que esto supone, aunque sin compartir una decisión que ve poco favorable para el sector, mientras que otros se resistieron para aguantar al 1 de julio o días previos dependiendo de la evolución de la campaña.

Ya fuera por los chaparrones de la mañana o por el desconocimiento de la fechas, lo cierto es que las tiendas tradicionales no presentaban gran actividad en las primeras horas del día, situación que se reflejaba en unas calles sin especial trasiego de ciudadanos. Hubo colas de clientes, pero estas, como viene siendo habitual, se concentraron a las puertas de Zara antes de su apertura. A mediodía, no había problemas de acceso pero sí largas esperas en las cajas de cobro a la expectativa de una mayor afluencia por la tarde y durante el fin de semana (abre el domingo). 

Especial tranquilidad se percibía en Massino Dutti, otro de los establecimientos de mayor afluencia de público en los primeros días.  El motivo era que las ventas rebajadas para sus socios se habían adelantado al miércoles, jornada en la que sí que se notó con fuerza ese arranque. En algunas tiendas tradicionales se preguntaban dónde estaban los clientes, respondiéndose de inmediato «que en las grandes cadenas» y a la espera de que ese furor pasara y llegara a sus locales.

«Confío en que vengan más tarde», señalaba Paloma Ávila, de la tienda María Antonia, sin mostrarse sorprendida  porque «es lo que pasa todos los años». Sin tapujos reconocía que había anticipado las rebajas debido a la decisión de Inditex, la misma opinión que mostraban otras empresarias con negocios de ropa femenina como Saray Díez, de Maîson 44, o Amara, de La Regadera (...).

(Más información, en la edición impresa de Diario de Burgos de hoy viernes o aquí)