scorecardresearch

El botellón del Castillo deja 12 toneladas de basura

I.E.
-

Esa cantidad se ha generado en un mes. Semat destina más efectivos a un enclave que hay que patear porque los desperdicios están muy diseminados

El botellón del Castillo deja 12 toneladas de basura

El botellón está íntimamente relacionado con las peleas, las agresiones, los actos de vandalismo e incluso con delitos leves contra el patrimonio, como hurtos y pequeños robos. Pero también deja un reguero de basura y residuos, un efecto que por sí solo ya justifica la prohibición de las reuniones en torno alcohol en la vía pública. Porque quienes se juntan -mayoritariamente jóvenes- para beber unas cervezas o unos calimochos en enclaves como el Castillo no son precisamente educados ni cuidadosos. Cuando terminan, en lugar de recoger todos los restos de vasos, botellas y tetrabriks para echarlos en un contenedor, los dejan tirados sin mayor miramiento. De manera que un paraje de gran valor natural como el cerro donde se asienta la fortaleza burgalesa se convierte en un estercolero muchas mañanas, sobre todo las del último mes.  

¿Saben qué cantidad de basura han retirado los empleados de la empresa de recogida de residuos Semat en las faldas del Castillo desde finales de agosto? Nada menos que un total de 12 toneladas, 12.000 kilogramos, según los cálculos que ha llevado a cabo la firma para este periódico

(Más información en la edición impresa de hoy de Diario de Burgos)