scorecardresearch

Joe Biden inicia en Corea del Sur su primera gira por Asia

Agencias
-

El presidente estadounidense defiende en Seúl el fortalecimiento de las cadenas de suministro y evitar colapsos como el de 2020

El presidente de Corea del Sur (i), Yoon Suk-yeol, atento a las declaraciones de Joe Biden - Foto: JONATHAN ERNST

El presidente de EEUU, Joe Biden, aterrizó este viernes a Corea del Sur, donde inicia su primera gira por Asia con el foco puesto en reforzar la cooperación económica y militar con aliados como Seúl y la rivalidad con China y Corea del Norte de trasfondo.

El Air Force One presidencial tocó tierra un poco después de las 17.20 hora local (7.20 GMT) de este viernes en la base aérea estadounidense de Osan, unos 70 kilómetros al sur de Seúl, donde Biden fue recibido por el ministro de Exteriores surcoreano, Park Jin.

La visita de Biden llega en un momento de continuas tiranteces con China y con Corea del Norte realizando preparativos, según Washington y Seúl, para lanzar otro misil balístico intercontinental (ICBM) y llevar a cabo su primer test nuclear desde 2017.

Responsables de seguridad surcoreanos y estadounidenses creen de hecho que uno de estos ensayos puede producirse durante la estadía de Biden en la región, que durará cinco días y tendrá su próxima parada en Japón, a donde el mandatario viajará el domingo.

Nada más aterrizar, Biden puso rumbo al campus de semiconductores que el gigante Samsung Electronics tiene en Pyeongtaek, donde se encuentra la misma base de Osan.

Allí, el presidente estadounidense defendió la importancia de fortalecer las cadenas de suministro para evitar cuellos de botella como el que ha experimentado desde 2020 la economía global.

Acompañado del presidente surcoreano, Yoon Suk-yeol, y el líder de Samsung Electronics, Lee Jae-yong, Biden visitó el campus de semiconductores que la empresa surcoreana tiene en Pyongtaek, unos 70 kilómetros al sur de Seúl, y vio de primera mano el sofisticado y complejo proceso de fabricación de estos circuitos integrados que se producen al vacío.

Tras la visita, Biden aseguró que fábricas como esta, que es una de las pocas que produce semiconductores de apenas 3 nanómetros en el mundo y en la que gran parte de la maquinaria es estadounidense, otorgan a ambos países su "vertiente competitiva".

Una vertiente que existirá, dijo, "siempre que mantengamos la resiliencia, fiabilidad y seguridad de nuestras cadenas de suministro", recordando como la pandemia "destapó la fragilidad" de las mismas.

"Los semiconductores impulsan nuestras economías y la vida moderna, desde coches a teléfonos inteligentes y a equipos de diagnóstico médico", subrayó Biden, antes de puntualizar cómo los cuellos de botella han impedido el acceso de millones de personas en todo el mundo a todo tipo de bienes de consumo.

Destacando la maquinaria estadounidense en la fábrica, Biden subrayó la importancia de la "cooperación transfronteriza" para producir las tecnologías que serán el motor del crecimiento del futuro para muchos países.

En ese sentido, Biden agradeció la decisión de levantar una planta como la que hoy visitó en Taylor (Texas), que estará operativa en 2024 y que promete fortalecer la producción global de Samsung y el acceso estadounidense a estos valiosos circuitos.

El presidente expresó además su deseo de que el legislativo estadounidense apruebe pronto un proyecto de ley de innovación que incluye financiación para el llamado "chip set" que debería "revitalizar la industria de semiconductores estadounidense". La resiliencia de las cadenas de suministro ocupa un lugar central en el primer viaje de Biden a Asia como presidente, ya que está previsto que presente formalmente en Japón, a donde viajará el domingo, el Marco Económico del Indopacífico (IPEF). El IPEF es una iniciativa de cooperación regional diseñada para potenciar el comercio y la inversión entre Estados Unidos y Asia al margen de China.