scorecardresearch

La gente no quiere humo

M. URIZARNA
-

Muchos burgaleses creen que volver a fumar en las terrazas favorece que los ciudadanos inicien antes esta práctica

Almudena y Berta (centro y dcha.) son fumadoras, pero Cunque y Ulises no. - Foto: Christian Castrillo

Actualmente se encuentra vigente la normativa que prohíbe fumar en las terrazas y en la calle si no existe distancia de seguridad, sin embargo, la mayoría de ciudadanos no tiene conocimiento de esta ley, o piensa que dejó de estar activa al terminar la última ola de covid-19. Además, en muchos de los locales no se advierte sobre la prohibición, por lo que la gente continúa consumiendo cigarrillos en estos espacios.  

Tras el anuncio el pasado viernes del consejero de Sanidad de retirar la prohibición una vez finalice el periodo covid, son varios los que hubieran preferido seguir sin humo en las terrazas o habilitar una zona reservada para ello. Especialmente la gente mayor, que ve peligrar su salud, y aquellos con niños pequeños, que prefieren que sus hijos no respiren el humo del tabaco. «Al igual que se quitó hace años en el interior de los bares, también se debería ir marginando el cigarrillo de las terrazas, pues empuja a la gente a empezar a fumar antes», comenta Ulises. 

Que se vaya a retomar de nuevo esta práctica, aunque la imagen de gente fumando en las terrazas nunca se haya dejado de ver, ha caído en otros con indiferencia. Existen muchos grupos de amigos y familias en los que conviven fumadores y no fumadores, por lo que «mientras no se ahume al de al lado», no encuentran pegas, «al final son sitios al aire libre y ya se hacía antes de la pandemia», recuerda María. La mayor preocupación se encuentra en que muchos no son capaces de tomar un café o una cerveza sin fumar, poniendo sobre la mesa el gran problema de adicción a la nicotina.

Paula, Idoia, Bea, Claudia y Lara no fuman, pero no les molesta que se haga a su alrededor. Paula, Idoia, Bea, Claudia y Lara no fuman, pero no les molesta que se haga a su alrededor. - Foto: Christian Castrillo

Mascarillas. Otro de los temas de debate es la retirada de mascarillas en el transporte público, algo que se espera con ansia. «Dentro de un bar o una tienda no la llevas, y en el autobús se guarda una distancia mayor con la gente de alrededor». Lo que sí se reclama es que hasta que la medida se pueda poner en vigor, el transporte público disponga de mascarillas para aquellos que la olvidan, como sí hacen autocares de largo recorrido.