scorecardresearch

Acta de accesibilidad

Á.M. / Burgos
-

La concejala del PSOE Mar Ramírez advierte que la rotura de una rampa impide su presencia en el Salón de Plenos desde hace dos semanas. Ayer se arreglaba a contrarreloj

La sala de prensa del Consistorio tampoco tiene la tarima adaptada para que Ramírez, en primer término, pueda subir. - Foto: DB/Ángel Ayala

Ubicar la sede del Ayuntamiento, o al menos las ‘zonas nobles’ en un edificio histórico tiene sus dificultades. Una de ellas es que cumplir la normativa vigente en materia de accesibilidad implica disponer de los ingenios necesarios para que a una persona que requiere el uso de una silla de ruedas no le quede negada la entrada a dependencia alguna.

En el caso del Ayuntamiento de Burgos, la única forma para llegar al Salón de Plenos pasa por una plataforma que salva las escaleras que dan acceso a Alcaldía desde la parte ‘nueva’ del Consistorio. Y ser la única forma puede plantear algún problema serio si se produce una avería.

Pues por aquello de las leyes que dictan que si puede pasar pasará, la plataforma en cuestión se estropeó hace algo más de dos semanas y ha sido necesario pedir una pieza al fabricante para repararla, un proceso que ha llevado su tiempo y que a punto ha estado de obligar a trasladar la sesión plenaria de este viernes a otras dependencias municipales (el Salón Rojo o el monasterio de San Juan son las dos opciones más probables en un supuesto así).

La concejala socialista Mar Ramírez explicó ayer a los medios esta circunstancia y lanzó una advertencia meridiana: «No estoy dispuesta a que me bajen aúpa; que bajen primero al alcalde, le hacéis la foto, y detrás voy yo». Es más, Ramírez avanzó que si para mañana no funciona la rampa, «impugnaré a los tribunales porque no pienso dejar de participar en un Pleno por una barrera arquitectónica, que es una cuestión totalmente ajena a mí. Que lo lleven a otro sitio».

Sin embargo, al parecer eso no va a ser necesario. Según explicó el concejal de Patrimonio, Eduardo Villanueva, «desde el primer día en que se estropeó se dieron las órdenes oportunas para que se arreglara. Se ha tardado más de lo previsto porque se tuvo que encargar una pieza que ha tardado en llegar, pero lo que creo que no hace falta ni decir es que en esto se ha actuado de la forma más rápida posible. Hoy mismo (por ayer) están trabajando en la reparación y el viernes estará disponible».

El concejal ‘popular’ subrayó que «se tiene una sensibilidad muy especial frente a esto», en clara referencia a las dos personas que forman en el Pleno y que sufren discapacidad sensorial o física. Así las cosas, el Pleno de mañana se celebrará en su escenario habitual.