scorecardresearch

Nueva unidad de la Policía Local contra las bandas juveniles

C.M.
-

El PSOE, Cs y Podemos rechazan la proposición del PP y Vox para incrementar la seguridad ciudadana al considerar que sus propuestas ya se están haciendo

La nueva Unidad de Respuesta Rápida de la Policía Local pondrá coto a las bandas juveniles en Burgos. - Foto: Valdivielso

La reorganización de la Policía Local incluirá una Unidad de Respuesta Rápida entre cuyos cometidos estará mejorar la seguridad en los entornos de los colegios e institutos para evitar la actuación de bandas juveniles, así como actos vandálicos o prevenir el absentismo escolar. Todo ello en colaboración con la Policía Nacional, según anunció ayer la concejala de Seguridad Ciudadana, Blanca Carpintero, a raíz de una proposición conjunta que presentaron el PP y Vox en la que se pedía intensificar la presencia de los agentes locales en «puntos conflictivos» de la ciudad, dotar de medios electrónicos de vigilancia a las zonas de ocio e intensificar las actuaciones en los entornos escolares. 

Finalmente, fue rechazada por el equipo de Gobierno y Podemos al entender que ya se está actuando en este sentido y que la nueva Unidad dará una mejor respuesta a cualquier infracción. «Vamos a hacer una apuesta por una Policía Local de futuro para dar respuestas eficientes», indicó Carpintero.

La concejala reconoció que existe preocupación por la irrupción de bandas juveniles pero puso en valor que gracias al trabajo «a pie de calle» de los agentes locales se han detectado, así como la colaboración de las familias y los responsables de los centros educativos. «Se han detectado de manera inicial y ya se están llevando a cabo labores de prevención en colaboración con la Policía Nacional. El objetivo es frenar su progresión y evitar lo que ocurre en ciudades como Madrid o Barcelona», añadió.

La Policía Local también colabora en las comisiones de absentismo escolar y en las de seguimiento del bullying o violencia juvenil. «La Policía de Distrito es la que, a través de un enlace, hace un seguimiento en estos ámbitos». 

También recordó que desde hace meses se ha producido un aumento de la vigilancia en las zonas de ocio de la ciudad y se celebran reuniones de trabajo con la Policía Nacional. «Hay un operativo nocturno desde hace seis meses en el que responsables de ambas fuerzas de seguridad se coordinan para ver los lugares en los que es necesario actuar o puede haber un conflicto».

En lo que llevamos de año ya se han producido la mitad de detenidos que en todo el año pasado, en concreto un total de 87. También se han levantado 405 actas de denuncias por tenencia de drogas y armas, 105 por botellón y 239 por amenazas, peleas o discusiones.

Finalmente, Carpintero pidió no criminalizar a la juventud, extremo al que también se sumó Podemos. Desde Vox insistieron en la necesidad de «proteger a los jóvenes que van al instituto y sufren acoso y miedo a las bandas». «Burgos no es Chicago en los años 30 pero no podemos permitir que vaya a más», indicó Martínez-Acitores.

La concejala del PP Andrea Ballesteros insistió en la necesidad de poner coto al botellón, los actos vandálicos y las agresiones que sufren los jóvenes.