scorecardresearch

El PSOE pide que las ordenanzas fiscales penalicen los pisos vacíos

Á.M. / Burgos
-

Plantea modificaciones a uno de cada tres tipos de impuestos, precios públicos o tasas. Los principales conceptos y los servicios sociales copan unas alegaciones «a la desesperada»

El Grupo Municipal Socialista acusó ayer al equipo de Gobierno de estar desplegando «la gran ficción sobre la situación económica del Ayuntamiento» sirviéndose de la revista municipal Plaza Mayor, en palabras de su portavoz, Luis Escribano. Así, consideró que «manipulan los ingresos y dan por hecho que los impuestos bajan, cuando el balance de este periodo de Gobierno, por más que ahora limen un poco, es que no hay más certeza que la de que los impuestos han subido», añadió.

Escribano prologó así la intervención de la concejala del PSOE para asuntos económicos, Carmen Hernando, que presentó ayer las alegaciones que el principal Partido de la oposición ha hecho a las ordenanzas fiscales para el próximo año. Un intento, no lo ocultan, que ejecutan «a la desesperada» dada su escasa convicción de que el Ejecutivo local escuche sus propuestas.

En total, el PSOE alega a 12 de las 38 ordenanzas que existen. En cuanto a la general, piden que la bonificación del IBI por domiciliación y pago fraccionado pase del 3 al 5%. Creen que la tasa de Basuras debería volver a los parámetros del 2011, lo que implicaría reducirla un 5%. Además, insisten en que con la ORA «se está ganando dinero», algo que sería ilegal dado que se trata de una tasa y no se pueden generar más ingresos que gastos por Ley. A este respecto, Hernando se preguntó por qué «por primera vez» ha desaparecido la recaudación de la ORA de la memoria de costes y rendimientos del año 2013.

Igualmente piden una drástica bajada de diversos precios públicos relacionados con los servicios sociales, concretamente de los precios en CEAS y cívicos, escuelas infantiles, atención domiciliaria, cuidado de la infancia y programas formativos de Juventud, que han sido objeto de «una subida del 86% en los últimos años».

En Vehículos también solicitan reducir el impuesto un 5%, y para el IBI reclaman el tipo impositivo mínimo, que es del 0,4%, «y aún así no se bajaría el 26% que ha subido de media», además de revisar los valores catastrales, una bonificación para parados y que se analice la forma de cobrar un recargo a los pisos vacíos, si bien no concretaron cómo hacerlo. Por último, piden clarificar las bonificaciones a la industria.