scorecardresearch

Triplica la tasa de alcohol tras sufrir un accidente en Burgos

DB
-

La Policía Local ha detectado a tres conductores bajo la influencia de bebidas alcohólicas y/o sustancias estupefacientes en apenas dos días de esta semana

Armas incautadas por los agentes a los conductores sorprendidos al volante ebrios o drogados. - Foto: @PoliciadeBurgos

La Policía Local sorprendió este lunes por la tarde en la calle Lazarillo de Tormes al conductor de un vehículo que acababa de sufrir un accidente de tráfico en las inmediaciones. Triplicó la tasa de alcohol permitida al volante y le fueron intervenidas dos armas blancas.

Los agentes acudieron al lugar gracias a un aviso recibido a las 19.50 horas, en la que una persona alertaba de la conducción temeraria de un Opel Vectra de color gris que había huido tras golpear una valla en la calle Manuel Muñoz Guillén y resultar dañado tras la colisión. 

Varias dotaciones de la Policía Local destinadas en el Distrito Este-Gamonal rastrearon la zona y localizaron al turismo realizando maniobras de estacionamiento en la calle Lazarillo de Tormes, junto al centro de salud José Luis Santamaría, con la intención de cambiar el neumático dañado en la colisión con fuga. El vehículo, que se encuentra ocupado por cinco personas (todas bajo los efectos de las bebidas alcohólicas), presenta graves daños en su rueda delantera izquierda.

Sometido al pertinente control de alcoholemia, el conductor arrojó un resultado positivo que casi triplica la tasa máxima permitida, constituyendo por ello un presunto delito contra la Seguridad Vial. Además, en el posterior registro del vehículo se incautaron dos armas blancas. Una de ellas de 16 cm de envergadura y la otra más pequeña, pero camuflada en el interior de una llave, que se encuentra junto a la del vehículo. Se levantó acta por infracción al Reglamento de Armas y el vehículo finalmente fue retirado por un servicio de grúa municipal y levantada acta de infracción por serias irregularidades que afectan a las condiciones técnicas del mismo.

Poco más tarde, a las 21.30 horas, otra patrulla de la Policía Local observó un turismo que circulaba por la calle Victoria Balfé con un foco fundido. Consiguieron darle el alto y, mientras informan de la anomalía detectada, son notificados por el operador de sala 092 de que el vehículo presenta la ITV caducada. Los agentes percibieron además en el conductor un estado de nerviosismo fuera de lo normal, así como pupilas dilatadas y excesivo temblor en las manos, lo que les hizo pensar que se encontraba bajo los efectos de algún tipo de sustancia.

Tras la prueba de drogas efectuada por una dotación de atestados, se pudo determinar que el conductor había consumido anfetaminas, por lo que se procedió a la inmovilización del vehículo y a un registro para la localización de sustancias estupefacientes. No se encuentra droga, pero sí una navaja de aproximadamente 17 cm de envergadura.

En dirección contraria por la calle Santiago. Por otro lado, una dotación que patrullaba el Distrito Este-Gamonal esta pasada madrugada ha detectado la presencia de dos turismos que accedían por la calle Santiago en dirección contraria desde la avenida Derechos Humanos girando a la izquierda en la calle San Juan de Ortega. Han dado aviso al resto de patrullas mientras interceptaban uno de los vehículos en la avenida Constitución, 27, y otro vehículo de la Policía Local ha logrado dar el alto al otro turismo en la avenida Constitución, 64. Ambos conductores fueron informados de la infracción cometida y sometidos a la prueba de alcoholemia y también a la de drogas y los dos arrojaron un resultado positivo en la prueba de alcohol y uno de ellos también positivo en drogas por consumo de anfetaminas.