scorecardresearch
Belén Marticorena

Sobreviviendo en la Jungla

Belén Marticorena


Filosofía

15/04/2022

Ha pasado casi desapercibida la desaparición de la asignatura de filosofía en la enseñanza obligatoria de nuestro país, ya no se discutirá en las aulas sobre el bien o el mal, y nuestros jóvenes no se preguntarán ya nunca sobre cuestiones profundas del sentido de la vida. 

Las generaciones anteriores hemos dedicado mucho tiempo a buscar interpretaciones y sentido absolutamente a todo, es más, me parece increíble que con nuestra formación, hayan conseguido doblegarnos y mantenernos en estado de imbecilidad permanente, durante estos dos últimos años de pandemia.

Así las cosas, desaparecida esta asignatura, cómo van a saber las nuevas generaciones que una misma realidad tiene tantas versiones como participantes. Y que lo que a uno le parece negro siempre hay otro que lo puede ver blanco, y luego están aquellos que tienen la capacidad de verlo en mil versiones de grises o incluso en colorinches. Tanta riqueza de pensamiento, reflexión y criterio, tengo la sensación de que se perderá sin el aprendizaje y la apertura de miras y mente que nos da la filosofía. Es evidente el interés y empeño por conseguir convertirnos en ovejas y que todos, cual rebaño, vayamos tras el mismo pastor.

Al final, la falta de fundamento, pluralidad y profundidad en los argumentos, nos llevará a situaciones como lo ocurrido en Francia, donde los electores ya pasan de votar, con un absentismo escandaloso y los pocos votantes activos que hay lo hacen a mala leche, sin convicción y con la sola idea de castigar y jorobar lo máximo posible a los políticos. Pero, finalmente, quien acaba como víctima, una vez más, es la sociedad. El sistema falla y la verdad no existe, o si existe ya no somos capaces de distinguirla detrás de tantas mentiras y confusión.

En una sociedad enferma, donde se maltrata a mujeres, niños y ancianos, donde no se premia al que vale, sino al que más tiene; donde el no querer trabajar se subvenciona y donde quien más y mejor miente es quien llega al poder, parece necesitar más que nunca la asignatura de filosofía obligatoria para todos, como única solución para devolvernos la identidad y la humanidad que tanto nos falta. 

ARCHIVADO EN: Pandemia