scorecardresearch

Plus y puntuación para los tutores MIR

DAV
-

La Consejería remata el nuevo decreto que quiere que entre en vigor el 1 de enero del próximo año

Plus y puntuación para los tutores MIR - Foto: Leticia Pérez (Ical)

La Consejería de Sanidad premiará a los tutores de médicos internos residentes (MIR) con un plus económico y puntuación en carrera profesional. Lo hará por decreto, norma en la que ya trabaja y que sustituirá a la actual que regula la formación sanitaria especializada, con el fin de que pueda estar listo en tres meses y entrar en vigor con el inicio de 2023, según adelantan a Ical fuentes de este departamento.

El objetivo del proyecto de decreto es premiar la labor de estos más de 5.600 profesionales acreditados, tanto en Medicina como en Enfermería, algunos de los cuales combinan su labor asistencial con la tarea docente. De momento se desconoce la cuantía económica que percibirá, ya que es un documento vivo en fase de negociación en la Mesa Sectorial de Sanidad, pero el plus estará ligado a la productividad variable y se baraja la posibilidad de que pueda afectar a otras figuras docentes.

La nueva regulación supondrá reforzar los incentivos que ya recoge el decreto de 2009 sobre el sistema de formación sanitaria especializada en Castilla y León y forma parte del ambicioso plan de ordenación de los recursos humanos de Sacyl, compromiso de legislatura del consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, para cubrir necesidades, el déficit de profesionales en algunas especialidades y mejorar las condiciones laborales de los profesionales.

Entre otras medias, en formación sanitaria especializada, la estrategia apuesta de manera "contundente" por la acreditación de plazas y el aumento de la capacidad docente del sistema. También, quieren incluir la acreditación de centros rurales de Atención Primaria como centros para docencia especializada. La idea de Sanidad pasa por incentivar a los tutores a través de diversas medidas de apoyo, entre ellas estos incentivos económicos y de carrera.

Otra de las patas para ajustar las necesidades de médicos pasa por la fidelización de residentes de Formación Sanitaria Especializada (FSE) formados en Castilla y León, de modo que continuarán los programas de fidelización, así como el desarrollo de la formación clínica y de las capacidades de investigación.

El consejero quiere fomentar la formación continuada y el desarrollo profesional tanto en la vertiente asistencial como en la docente y de investigación; y poner en marcha un nuevo modelo de carrera profesional, objetivo y progresivo, basado en criterios de excelencia y óptimo desarrollo profesional.

Reconocimiento actual. Las unidades docentes están formadas, con carácter general, por un tutor coordinador, tutores de apoyo y colaboradores docentes. No obstante, en un mismo profesional pueden concurrir varias figuras docentes.

El decreto actual, reconoce a los profesionales por medio de la certificación de estas funciones; el reconocimiento de las funciones realizadas a través de su con­sideración como funciones de gestión clínica, a tiempo que da prioridad formativa a los jefes de estudio en actividades de formación vinculadas a su actividad; el reconocimiento profesional de esta actividad en el contexto de la carrera profesional y de la promoción profesional, y el ajuste de su actividad profesional, en correspondencia con la dedicación requerida para su desempeño.

Más de 5.600 tutores acreditados. En la Comunidad, en la actualidad, hay más de 5.600 tutores acreditados para poder formar tanto a médicos como enfermeros internos residentes, conocidos como MIR y EIR, cifra muy superior a las plazas acreditadas, que son 754, de las que se ofertará 735 el próximo año para especialidades médicas, de enfermería, farmacia y biología, cifra que supone el 97,5 por ciento sobre el total de plazas acreditadas. 

La especialidad con mayor volumen de tutores acreditados es la de Medicina Familiar y Comunitaria, con 1.114, según la última actualización oficial de Sacyl del mes de julio. Le siguen la de Enfermería Familiar y Comunitaria, con 652, y la de Pediatría y sus Áreas Específicas, con 353.

Por encima de los 300 tutores acreditados, se encuentra también Anestesiología y Reanimación, con 305 tutores. Le sigue, Medicina Interna (237), Cirugía General y del Aparto Digestivo (228 tutores), Enfermería Obstétrico-Ginecológica (203), y también con tres cifras Radiodiagnóstico (199), Psiquiatría (172), Cirugía Ortopédica y Traumatología (158), Obstetricia y Ginecología (153), Oftalmología (147), Medicina Intensiva (111) y Cardiología (105).

Las especialidades con menos tutores acreditados son Inmunología (cuatro), Bioquímica Clínica y Cirugía Oral y Maxilofacial, ambas con nueve; Enfermería Geriátrica (diez)y Cirugía Pediátrica (once), Cirugía Torácica (12) y Reumatología y Oncología Raidoterápica (las dos con 14). El resto de especialidades oscilan entre los 18 tutores acreditados de Medicina Nuclear y las 86 de Enfermería Pediátrica.