scorecardresearch

La biblia, del tirón

G.G.U.
-

Cien personas protagonizan este miércoles 24 horas de lectura ininterrumpida de las Sagradas Escrituras en la Catedral

La iniciativa partió de tres alumnas de la UBU. Una de ellas, Tamara Sáez (dcha.), explicó los pormenores. - Foto: Alberto Rodrigo

Porque «para entender la Catedral hay que conocer la Biblia» este miércoles se desarrolla una iniciativa hasta ahora inédita en Burgos y parece que también en el resto del país: 24 horas de lectura ininterrumpida de las Sagradas Escrituras. La idea partió de tres alumnas de la UBU, como parte de un trabajo para clase, pero a su profesor le gustó tanto que la comentó con diversos sacerdotes y lo que era solo un proyecto fue cogiendo forma hasta convertirse en un acto que protagonizarán unas 102 personas. La primera será el arzobispo emérito, Fidel Herráez, quien inaugurará la lectura hoy a las 10.00 horas en la capilla del Santo Cristo con un fragmento del libro del Génesis y la última, 24 horas después, será el arzobispo, Mario Iceta, quien la cerrará con un texto del Apocalipsis.

Nada se ha dejado al azar en este acto conmemorativo del VIII Centenario de la Catedral que el presidente del Cabildo, Vicente Rebollo, tildó de «valiente». La fecha se escogió pensando que el 30 de septiembre, cuando concluirá la lectura pública, es San Jerónimo, «gran estudioso de la Sagrada Escritura a quien debemos el texto que conocemos hoy, porque hizo la traducción del hebreo al latín», explicó el director de la facultad de Teología, José Luis Barriocanal.

Él fue la primera persona a la que recurrió el sacerdote Jesús María Álvarez, profesor de la UBU, cuando empezó a pensar en serio en la posibilidad de materializar el proyecto de tres de sus alumnas. La idea gustó y así empezó la colaboración entre los dos docentes y seis alumnos, las tres de la UBUy otros tantos de la facultad de Teología. En representación de unas y otros estuvieron Tamara Sáez y José Ángel Zamorano, que explicaron los detalles de la iniciativa. 

«La Catedral es una Biblia en piedra», afirmó Sáez, para contextualizar cómo surgió la idea, dentro de una propuesta académica con motivo del VIII Centenario del inicio de la construcción del templo. «Al igual que hay lecturas del Quijote, pensamos que podía hacerse con la Biblia», añadió la joven, destacando que Barriocanal hizo la selección de los fragmentos que se leerán, tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento, y a partir de ahí diseñaron lo demás. Habrá 102 lectores -«entre los que hay autoridades civiles, militares, deportivas, estudiantes...»- que se extenderán durante un cuarto de hora cada uno. A todos los participantes se les ha facilitado una guía de lectura para que se familiaricen con el texto y sepan cómo citar con seguridad y continuidad.

Porque la intención es que el recital no pare en ningún momento, sea de día o de noche. Las sesiones diurnas podrán contar con público durante el horario habitual de apertura del templo (aunque Rebollo dijo que podría ampliarse si se observa que hay interés), pero también podrán seguirse en directo a través del canal de Youtube de la Archidiócesis.

De esta manera se confía en divulgar el contenido imprescindible de la Sagrada Escritura pero, también, ayudar a comprender con más profundidad la Catedral. «A lo largo de estos años de conmemoración nos hemos esforzado por conocerla, pero si no se leen los Evangelios no se comprende este retablo», concluyó el sacerdote y profesor Jesús María Álvarez en alusión al imponente retablo de la capilla de los Condestables, donde se presentó la actividad.