scorecardresearch

Compromiso con la comunidad

SPC
-

Campofrío trabaja fomentando valores positivos a través de la Responsabilidad Social Corporativa, uno de sus pilares

‘Campofrío se mueve’ es uno de los programas con mayor impacto de la compañía. - Foto: Christian Castrillo

Ser un miembro activo de las comunidades donde está presente es una de las metas que se ha marcado Campofrío. Con ocho centros de producción distribuidos en cinco regiones -Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura, Madrid y Valencia-, la compañía desea contribuir al desarrollo económico y social de cada población en la que se sitúa, pero también formar parte del día a día. «Queremos ser reconocidos como una empresa cercana, comprometida con la mejora de nuestros empleados, sus familias y la sociedad, fomentando valores positivos que contribuyan al desarrollo y el bienestar de nuestras comunidades», afirma Javier Dueñas, CEO de Campofrío España.

Por ello, entre los programas globales de mayor impacto impulsados por la compañía destaca 'Campofrío Se Mueve', una iniciativa creada para promover el desarrollo deportivo de los equipos locales en evolución y fomentar hábitos de vida saludables en la sociedad. El proyecto, que comenzó en 2018 en Burgos, ciudad de origen de Campofrío, se amplió el pasado año a las localidades donde se encuentran el resto de sus fábricas -Ólvega (Soria), Torrent (Valencia), Trujillo (Cáceres) y Torrijos (Toledo)-. Cada provincia da nombre a la iniciativa local que, además, está respaldada por cada una de las marcas con mayor presencia en la zona: Campofrío, Navidul u Oscar Mayer.

Fruto de esta colaboración han sido los acuerdos de patrocinio firmados con el Club Soria Baloncesto (CSB); el Valencia Basket y su centro de formación de la cantera L'Alquería en Valencia; el Club de Fútbol Trujillo; y los burgaleses UBU Colina Clinic de rugby, Servigest de baloncesto en silla de ruedas, C.D. Pingüinas Rugby Burgos y el Club Balonmano Burgos, que también incluyen la organización de jornadas educativas en colegios y charlas. Asimismo, en el ámbito deportivo Campofrío apoya al Hereda San Pablo Burgos, el equipo de baloncesto local que es referente y ejemplo de esfuerzo y superación para la localidad castellana.

En este compromiso con la realidad de las comunidades donde está presente, la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) se ha posicionado como un elemento integral e integrador de la cultura de Campofrío. Por ello la compañía ha desarrollado una estrategia basada fundamentalmente en tres pilares: apoyo a colectivos vulnerables, integración social de las personas con otras capacidades y atención a mayores. Bajo estas premisas, participa en programas y actividades que fomentan valores positivos, colabora con asociaciones locales que contribuyen al desarrollo y bienestar de la comunidad y promociona el voluntariado corporativo y la sensibilización social de sus empleados.

Además, Campofrío es una marca familiar y, desde 2019, cuenta con el programa @Mayores, que desea ayudar y poner en valor la aportación a la sociedad de este colectivo y promover una vida con calidad, activa y saludable. «Tratamos de dar respuesta a los retos sociales derivados del envejecimiento desde diversos ámbitos con acciones que incluyen desde el fomento y la oferta de alimentos saludables adaptados a las necesidades de los mayores, hasta la presencia de empleados mayores en nuestros centros de trabajo», explica José Antonio Ortuño, director de RSC de Sigma en Europa, firma a la que pertenece Campofrío. En este marco, y para impulsar una alimentación saludable, la empresa firmó un acuerdo de colaboración con la Fundación Juan Cruzado-Vértice Salud para la puesta en marcha de 'La receta de la vida', un programa formativo online sobre nutrición y hábitos de vida saludable para mitigar los efectos negativos del covid en la población y, de forma especial, en las personas mayores.

En el ámbito de la atención a colectivos vulnerables, Navidul y Cruz Roja firmaron recientemente un acuerdo de colaboración para ofrecer atención integral a los menores que se encuentran en situación de dificultad social en Torrijos (Toledo) con el objetivo de reforzar sus competencias académicas y sus habilidades sociales mediante acompañamiento formativo y de ocio. Asimismo, y como empresa comprometida con la alimentación, Campofrío trabaja estrechamente con la Federación Europea de Bancos de Alimentos (FEBA) para hacer llegar sus productos a quienes más los necesitan. Desde el comienzo de la pandemia, ha donado más de 310.000 kilos de alimentos a los Bancos de Alimentos locales.

Integración y diversidad

La integración social de las personas con otras capacidades es uno de los grandes pilares de RSC de Campofrío y, con este fin, colabora en diversas campañas de sensibilidad social como #DejarDeSerInvisibles, una iniciativa de la Federación Castellanoleonesa de Asociaciones de Atención a Personas con Parálisis Cerebral y Discapacidades Afines (ASPACE) para dar a conocer la realidad de estas personas. Y en su compromiso con la inclusión, también apuesta por programas encaminados a normalizar la vida de estas personas, con proyectos como el liderado por la Fundación Asindown, que cuenta con un programa de formación en hostelería adaptado a las necesidades del alumnado con síndrome de Down y discapacidad intelectual.

Como parte de su apuesta por la diversidad, Campofrío promueve el talento joven colaborando con más de cuarenta universidades y centros de Formación Profesional para apoyar el desarrollo de una enseñanza de calidad y participa en diferentes proyectos como la Alianza para la FP Dual o STEM Talent Girl, con el objetivo inspirar, educar y empoderar a la próxima generación de mujeres líderes en ciencia y tecnología.