scorecardresearch
María Jesús Jabato

Señales de vida

María Jesús Jabato


Sábanas

11/03/2022

Vaya, vaya… Los vecinos de San Pedro de la Fuente y Fuentecillas han enseñado los dientes al alcalde De la Rosa y ha tenido que recular en su idea de encasquetarles las barracas, así que se ha sacado del magín un plan de urgencia y las llevará al polígono  de Villalonquéjar o las repartirá por la ciudad.

En cualquier caso, ya vemos que el circo está en el uno de la Plaza Mayor, que desde hace lustros tiene los mástiles de las banderas con estética circense. Pero la guerra ciudadana no ha terminado, porque ahora se abre un nuevo frente de combate con los vecinos de Villargámar, Parralillos y por ahí, a los que el mismo De la Rosa va a encalomar un recinto ferial permanente sin consulta previa, que en esto de la participación ciudadana una cosa es predicar y otra dar trigo. ¿No queréis caldo? Pues taza y media. O como se decía en el Burgos de 1881 cuando se protestaba por las molestias del bullebulle festivo: Mas parece que dicen/ en estas ferias:/ ¿Tú no quieres barracas?/ Barraca y media.

Así las cosas, los vecinos ya han sacrificado las sábanas viejas para escribir con la rotunda energía de la pintura su amarga protesta, demostrando que la queja va para largo, pues las sábanas aguantan el tiempo y sus inclemencias mejor que el cartón. Una queja en cartón es menos queja, pero una queja estampada con Titanlux en una sábana tiene vocación de permanencia, y cuando los vecinos le sacan a un alcalde las sábanas y los colores, ya puede ir cerrando.

Otra cosa son los feriantes, claro, que tampoco están dispuestos a ir a cualquier parte con sus aperos festivos a riesgo de no vender un clavel, por muchos conciertillos que monte la concejala Carpintero a la vera de la feria para animar al personal.

En fin, que solo la inmensa minoría, como diría Juan Ramón Jiménez, está a favor de los planes municipales, y el resto, en contra, el resto no quiere las barracas cerca, ni las quiere lejos, aunque las quiere y habrá que atar esa mosca por el rabo.

Así pasan los días municipales, dando vueltas en la noria, en los coches de choque, en los caballitos de cartón, así pasan los días, sin bulevar en Gamonal, con el aeropuerto vacío y las sábanas tendidas al sol de marzo con su grito blanco: ¡Barracas no! ¡Ferial no!  

mariajesusjabato@mariajesusjabato.com