scorecardresearch

En busca de un oasis en medio del desierto

CARMELO PALACIOS / El Cairo
-

El Hereda San Pablo llegó ayer a El Cairo a última hora con toda la plantilla disponible y acompañado de la directiva. Mañana juega una semifinal ante el Zamalek egipcio en busca de llegar a la final de Copa Intercontinental

Paco Olmos, técnico del San Pablo (i.), junto a su entrenador ayudante Félix Alonso tras aterrizar en El Cairo. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

El Hereda San Pablo volvió a subirse ayer a un avión por cuarta vez en menos de dos años para luchar por el cuarto título de su historia. En las tres ocasiones anteriores -Atenas, Nizhny Novgorod y Buenos Aires- regresó a casa con el trofeo y ayer aterrizó en Egipto con las mismas expectativas, aunque con muchas caras nuevas y unas sensaciones completamente diferentes. Esta vez la inercia positiva de la temporada pasada ha desaparecido, así que tendrá que sobreponerse a las adversidades, reencontrarse consigo mismo y olvidarse por unos días de la crítica situación liguera en la que se encuentra.

La expedición azulona llegó a última hora de la tarde de ayer en El Cairo con todos su efectivos disponibles y consciente de que está ante una oportunidad única de conquistar su segunda Copa Intercontinental, un botín que muy pocos clubes tienen en sus vitrinas. La metrópoli recibió a los burgaleses con su caos habitual y la llegada al hotel se produjo bien entrada la noche, así que la plantilla no se entrenó. Será hoy cuando Paco Olmos y sus hombres pisen por primera vez el Hassan Moustafa Sports Hall, donde se estrenará mañana (19.00 horas) frente al Zamalek egipcio. Si no hay sorpresas de última hora, el entrenador valenciano tendrá a todo su plantel disponible, incluidos Vítor Benite y Marc García, ya recuperados, y Tarik Phillip, el último refuerzo. También se desplazó a El Cairo con el equipo Kenneth Horton, aunque todavía está lejos de poder competir.

(Más información de los dos enviados especiales de DB y entrevista a Renfroe, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)