scorecardresearch

La inflación sube la recaudación de tributos del Estado un 12%

H. JIMÉNEZ
-

Entre enero y julio, del bolsillo de los burgaleses salieron 578 millones hacia Madrid frente a los 515 que lo hicieron en el mismo periodo de 2021

El incremento de los precios, como el de los carburantes, provoca un mayor ingreso para el Estado. / jesús j. matías - Foto: Jesús J. Matías

La buena marcha de la economía durante la primera mitad del año (a la espera del temido invierno), el crecimiento del mercado laboral y sobre todo la carestía de la vida que empuja a los precios al alza sigue elevando la recaudación que la provincia de Burgos aporta a las arcas del Estado.

Según datos de la Agencia Tributaria, entre enero y julio (último mes disponible) los ingresos procedentes del bolsillo de los burgaleses ascendieron hasta los 578,316 millones de euros frente a los 515,729 del mismo periodo del año anterior. Se trata de un incremento del 12,1% que es incluso superior a la inflación.

El porcentaje correspondiente a la provincia supera en casi tres puntos el porcentaje medio de Castilla y León, que se quedó en un 9,3%. En Palencia, por ejemplo, la evolución fue sorprendentemente negativa y en Valladolid se quedó en un 2%, mientras que en Soria el dato se eleva hasta el 26%. Y volviendo al dato de Burgos, es sensiblemente inferior a la media nacional, que alcanzó un 18% de incremento durante los siete primeros meses del año y ascendió a casi 23.000 millones de euros.

Por tipo de tributos, el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas fue con enorme diferencia el que aportó una recaudación mucho mayor. Solo en el mes de julio supuso unos ingresos totales de 143.962.000 euros cuando en el mismo mes de 2021 el dato se quedó en 121. El segundo tributo en importancia fue el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), que tuvo unos ingresos brutos de 99,9 millones de euros superando así con creces los 88,383 del pasado ejercicio.

Los impuestos especiales, donde se incluyen lo que se recauda por hidrocarburos y que por tanto ha tenido que notar la subida de los precios del gas y los combustibles, se han disparado en mayor medida. Han pasado de aportar 466 millones de euros a las arcas del Estado a los 789, de nuevo ciñéndonos al mes de julio, lo que supone casi un 70% de crecimiento. Finalmente, el impuesto de Sociedades dejó 4,5 millones frente a los 121 del séptimo mes del ejercicio pasado.

A todos estos datos se remite la respuesta oficial que el Gobierno ha dado a varios diputados del PP que preguntaron en el Congreso por los informes mensuales de recaudación tributaria. Entre ellos estaba el parlamentario por Burgos, Jaime Mateu, quien subraya el crecimiento observado en las cantidades y recuerda que su formación ha reclamado en las últimas semanas diversas medidas para paliar los efectos de esta «sobrerecaudación».

Entre ellas estaría la posibilidad de deflactar la tarifa del IRPF, «para que los ciudadanos tengan más dinero en el bolsillo», aunque admite que esta medida por sí misma no corrige los excesos de recaudación «porque esta es culpa de la inflación». Por ello añade la necesidad de corregir el incremento de los precios «reduciendo el IVA de los productos básicos», algo que también ha propuesto la cúpula nacional del Partido Popular.

La portavoz en el Congreso, Cuca Gamarra, argumentó hace unos días que el Estado, como consecuencia de la inflación, va a cerrar este 2022 con un «exceso de recaudación que superará los 30.000 millones de euros», añadiendo que de esta forma el Ejecutivo central se ha convertido en el «máximo beneficiario del efecto de la inflación» al tiempo que reiteraba que el dinero de los españoles «debe quedarse en las casas y no en la caja del Gobierno».