scorecardresearch

La Comunidad reitera su solidaridad con el pueblo ucraniano

SPC
-

El presidente de la Junta de Castilla y León visita el Colegio La Inmaculada para escenificar su apoyo al pueblo de Ucrania tras sufrir, en sus palabras, "una brutal invasión, injustificada a todas luces"

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, realiza una visita al colegio La Inmaculada de Armenteros, en Salamanca, que acoge a menores refugiados de Ucrania. - Foto: David Arranz (Ical)

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, visitó este lunes a los 87 niños de un orfanato ucraniano acogidos en el Colegio La Inmaculada de Armenteros, en la provincia de Salamanca. "Estamos con vosotros", afirmó durante su intervención ante los medios de comunicación para expresar su apoyo al pueblo de Ucrania tras sufrir, en sus palabras, "una brutal invasión, injustificada a todas luces".

El acto escenificado por el mandatario autonómico en la provincia salmantina sirvió, en esencia, para dar las gracias a quienes hicieron posible este rescate, impulsado por la Fundación Madrina, que ha logrado traer a España a este grupo de niños, y alejarlos así de las bombas rusas, y para mostrar, según Mañueco, "lo que es el pueblo de Castilla y León", es decir, "solidario, acogedor y generoso".

El presidente de la Junta desveló que, de hecho, "el orfanato ya no existe" y aseguró, por lo tanto, que el traslado de los niños a este colegio salmantino es un motivo de "satisfacción profunda". "Castilla y León es una tierra desprendida", definió, antes de incidir en el reconocimiento a la Fundación Madrina y al Colegio La Inmaculada por haber hecho posible este "pequeño milagro". "Quiero agradecer vuestro trabajo, vuestro sacrificio y haber puesto en riesgo vuestras vidas", expresó.  

En cifras, Fernández Mañueco explicó ante los medios que la Junta ya ha repartido unas 2.200 tarjetas sanitarias a ciudadanos ucranianos y ha escolarizado a más de 650 niños. "Desde la España del interior somos capaces de demostrar que hay un entorno privilegiado esperando a que venga gente a aprovechar las oportunidades", añadió.

El presidente destacó asimismo la colaboración entre instituciones para ayudar en la crisis de Ucrania. "Tenemos un programa de ayuda al pueblo ucraniano que viene a pasar estos momentos de angustia en sus país y lo cierto es que la colaboración entre el Gobierno de España y el Gobierno de Castilla y León es clara y nítida y quiero agradecer a quienes están trabajando en este ámbito", refirió, mencionando a la ministra de Defensa, Margarita Robles, quien fletó el avión militar en el que viajaron los 87 niños.

"Quiero finalizar mi intervención volviendo al origen de este acto, nuestro reconocimiento al pueblo ucraniano que está sufriendo tanto. Castilla y León está con vosotros. De corazón. Así se lo transmití al ministro consejero de la Embajada de Ucrania. Y, hoy, lo que tenemos que hacer es agradecer este pequeño milagro y a todos los ángeles de la guarda que han hecho posible que esto se un día de júbilo", finalizó el presidente.