scorecardresearch

Carnero exige a Europa un "etiquetado claro" de la miel

SPC
-

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural exige además al Ministerio que modifique la normativa de movimientos de explotaciones apícolas para "garantizar la convivencia" entre estante y trashumantes

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, inaugura las XXIII Jornadas Apícolas de Coag Salamanca. - Foto: David Arranz (Ical)

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, exigió este lunes a la Unión Europea imponga un "etiquetado claro" de la miel que refleje "con porcentajes" su procedencia. Carnero reconoció que el avance que supuso la incorporación de la procedencia en el etiquetado, pero explicó que "de nada sirve que la etiqueta ponga que la miel procede de España y de un tercer país, si resulta que de ese tercer país viene el 99 por ciento, y solo el uno por ciento es de Castilla y León", ejemplificó.

Según reconoció el consejero durante al celebración hoy de la XXII Jornadas Apícolas de COAG en Salamanca, esta es una cuestión que "preocupa mucho" a la Junta de Castilla y León, cuya postura comparte el Ministerio de Agricultura y Ganadería y también las organizaciones profesionales. "No podemos perder esta batalla. El problema del etiquetado en toda la producción es fundamental. Todos queremos saber la procedencia de lo que consumismos para poder elegir a la hora de comprar. Y valoramos, comprar un producto local, que es lo que yo recomiendo siempre, o comprar un producto de fuera", manifestó el consejero.

Por otro lado, el consejero insistió al Gobierno de España en la necesidad de modificar el real decreto que regula los movimientos de apicultores trashumantes para "garantizar la convivencia" con los apicultores estantes. "Es importante que trasladen una situación pacificadora. El real decreto que lo regula tiene más de 20 años y es hora de que se acometa una regulación que actualice la situación y permita la convivencia. Aquí en Castilla y León lo sentimos porque este es un territorio donde hay muchos movimientos y tenemos apicultura estante. Esperamos que el Ministerio adopte la modificación correspondiente", valoró.

Plan Nacional Apícola

"Desde la Consejería vamos a seguir apoyando al sector apícola como se demuestra en que ya hemos garantizado el aporte de cofinanciación que nos corresponde en el Plan de Nacional Apícola. Ya hemos publicado la convocatoria de 2021 con el aumento de presupuesto pasando de los 1.646.707 euros con los que se presupuestó en 2020 a los 2.835.607 euros con los que se van a dotar en este año, lo que supone un incremento del 70 por ciento", anunció Carnero. El consejero también confirmó que seguirán apoyando al sector durante el año 2022 "teniendo en cuenta las nuevas asignaciones que refleja el aumento de fondos del mismo modo que hemos hecho ya este año".  

Además, recordó que desde la Unión Europea se ha optado por impulsar el sector apícola dotando de mayor financiación los Planes Nacionales Apícolas pasando de 36 a 60 millones de euros anuales para el conjunto de la Unión Europea. Esto ha supuesto que el presupuesto del Plan Nacional Apícola haya pasado de los 11,27 millones de euros anuales a 19,2 millones euros para este año y el que viene.  Esto obliga también a que las comunidades autónomas incrementen también su cofinanciación que es del 25 por ciento y desde la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, en consonancia con el compromiso con el sector apícola, ha garantizado el aporte de cofinanciación que corresponde a la Comunidad.  

Este apoyo se materializa en que ya se ha publicado la convocatoria del año 2021 en la que el incremento presupuestario ha permitido también no tener que prorratear la cuantía de las ayudas a percibir por cada expediente, cuestión demandada históricamente por el sector. Hasta octubre, se ha tramitado el pago para un total de 327 solicitudes, según las cifras ofrecidas por Carnero.

El mayor porcentaje de ayuda es el destinado a la lucha contra los agresores y enfermedades de la colmena, preferentemente la varroasis con el 47 por ciento, puesto que actualmente uno de los mayores condicionantes de la competitividad son los parámetros sanitarios y en particular esta cuestión. "Es indispensable continuar por tanto apoyando la lucha contra esta enfermedad para conseguir un estatus sanitario de las colmenas que no influya negativamente en el rendimiento y productividad de las mismas.  

Según el consejero, el Plan Nacional Apícola tiene como principales objetivos "la mejora de la rentabilidad de las explotaciones, la profesionalización del sector, mantener un adecuado estado sanitario de las colmenas, facilitar el asentamiento y transporte a los apicultores y mejorar la competitividad del sector".