scorecardresearch

El mercado navideño se muda al Espolón y el Belén, al Fórum

I.L.H.
-

Los actos del VIII Centenario varían ciertos escenarios de una Navidad sin parques infantiles y con actividades para los sentidos en la calle: Palacio de la Isla, Doctor Vara y paseo Atapuerca

Volverá a haber 3 elementos luminosos y decorativos a cargo de Electricidad C. Plaza: en el paseo de Atapuerca, la Plaza Mayor y junto a La Real y Antigua. - Foto: Alberto Rodrigo

La semana que viene los camiones con el material para el montaje del Belén del Ejército empezarán a descargar las piezas de un puzle que ocupará más de 450 metros cuadrados. Esta vez será en el Fórum Evolución porque las actividades del VIII Centenario (concretamente la exposición de Las Edades del Hombre) impiden que este belén monumental con más de 2.000 figuras y un centenar de escenas pueda montarse en la Catedral, en la sala Valentín Palencia y aledaños.

La Asociación Belenista Regimiento de Transmisiones 22 dispone de un mes para montarlo, puesto que se podrá visitar del 23 de diciembre al 9 de enero. Aún es pronto para saber cuál será el protocolo, dado que el año pasado por la pandemia hubo que reservar cita previa y solo se podía estar un tiempo determinado en cada zona para que el recorrido fuera más fluido.

También se empezarán a montar la semana que viene las treinta y dos casetas del mercado de Navidad que organiza el Colectivo de Artesanos Coarte en colaboración con el Ayuntamiento. Las actividades con motivo de los 800 años del templo gótico no permiten utilizar la plaza del Rey San Fernando, así que «exclusivamente este año», como remarca la concejala de Comercio, Rosa Niño, se ubicará en el paseo Marceliano Santa María. «Vamos a instalar una iluminación específica para que contraste con la de la zona baja del Espolón. Intentaremos que sean cortinas de luces led», detalla la concejala.  

Además de las casetas con productos artesanos, el mercado contará con dos jaimas colocadas en la zona cercana a la fuente del Polisón para desarrollar actividades con niños. Siempre y cuando la pandemia y sus obligadas restricciones no digan lo contrario. «Se colocarán once casetas entre esa zona y los cuatro reyes, y el resto continuará hasta la castañera», añade Niño, quien insiste en que si la incidencia de contagios aumenta se limitará el aforo y el recorrido. El mercado estará abierto del 3 de diciembre al 5 de enero.

Precisamente la incertidumbre por la pandemia y sus condicionantes es lo que ha llevado a Festejos a prescindir de los parques infantiles de Navidad, los tradicionales PIN para los más pequeños (...).

(Más información, en la edición impresa de Diario de Burgos de este miércoles o aquí)