scorecardresearch

Alberto González, un burgalés en el Tenerife

R.M.
-

Desde la pasada campaña es el máximo responsable de la secretaría técnica del club canario. Reconoce que se llevó una «gran alegría» con el ascenso del Burgos CF a Segunda y le desea lo mejor esta temporada. De momento no se plantea volver

Alberto González en su etapa como miembro del área deportiva del Burgos CF. - Foto: DB

Alberto González llegó la pasada temporada al CD Tenerife para convertirse en la mano derecha de Juan Carlos Cordero, director deportivo del club isleño. Es el máximo responsable de la secretaría técnica en la que se encarga de coordinar el trabajo diario, del estudio de ligas nacionales y extranjeras, así como del seguimiento de un buen número de futbolistas. La jornada de ayer fue «especial» para el técnico burgalés, ya que la entidad para la que trabaja se midió al equipo de su ciudad, en el que ha entrenado al juvenil, al filial e incluso al primer equipo durante varios partidos en la temporada 07-08.

«Soy aficionado del Burgos CF y me llevé una gran alegría por el ascenso después de tantos años en Segunda B e incluso en Tercera. Para la gente que nos dedicamos a esto que el equipo de casa esté en una categoría profesional es una alegría», señala, y desea que al Burgos «le vaya muy bien» a partir de ahora.

Tenía «muchas ganas» de encontrarse con el Burgos CF en el fútbol profesional. Cada partido que ha acudido esta temporada a El Plantío ha disfrutado. «Conozco muy bien la mayor parte de los estadios de la Segunda y es uno de los campos donde mejor ambiente existe, lo que hace que se disfrute aún más», comenta.

Tiene muy claro que en este inicio de campaña el Burgos lo está haciendo «bien» y a la hora de calificarlo habla de un conjunto «muy competitivo, sólido, intenso y vertical». Pese a la derrota en el Heliodoro Rodríguez López, Alberto González destaca la buena línea seguida hasta ahora por los blanquinegros. «Ha conseguido dos victorias consecutivas contra dos rivales de mucho potencial tanto deportivo como económico. El equipo se ha adaptado pronto a la categoría, está consiguiendo buenos resultados. Es verdad que queda mucho y que esta liga es muy larga, pero lo que debe intentar es continuar en esa línea», argumenta.

Alberto González destaca la «igualdad» que existe en la Segunda y, «salvo dos o tres equipos que están por encima del resto, hay un grupo muy amplio en el que las diferencias son escasas». Por este motivo no quiere hablar de un objetivo y asegura que será el paso de las jornadas el que dirá por qué va a luchar el Tenerife al final de la campaña. «Hemos tratado de hacer un equipo con personalidad, carácter y que conozca la categoría y con eso hemos conseguido un buen arranque. Nuestra meta es ganar cada domingo», indica.

Regresar al Burgos. Con el club blanquinegro en el fútbol profesional no sería de extrañar que los caminos de ambos se volvieran a encontrar, aunque no es algo que en estos momentos ronde la cabeza de Alberto González. «Nunca se sabe lo que puede pasar, pero no es algo que me plantee en estos momentos. He formado parte de proyectos importantes y he estado muy contento tanto en Granada, como en Eibar y ahora en Tenerife. El ascenso lo he vivido como aficionado y con el sentimiento de alguien que es de aquí. Profesionalmente estoy centrado en el Tenerife. Cuando te dedicas a esto si los equipos se interesan por ti, lo escuchas, lo valoras y tomas la decisión. Se puede dar, pero no es algo que tenga en la cabeza. Ahora estoy centrado en el Tenerife y en hacer un buen año», finaliza.