Aciturri acepta reducir ligeramente los despidos

R.C.G.
-

Los afectados que conservasen el puesto irían a un ERTE de 15 meses. Los sindicatos consideran que la cifra aún es muy elevada e insisten en las salidas voluntarias incentivadas como alternativa

Aciturri tiene tres plantas en Miranda y una en la vecina Berantevilla. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

Las negociaciones del proceso de regulación de empleo de Aciturri han llegado a su ecuador sin que de momento se atisbe la posibilidad de llegar a un acuerdo a corto plazo, ya que las posturas siguen muy alejadas. La empresa se muestra inflexible en su decisión de aplicar despidos masivos, aunque acepta reducir ligeramente el número, mientras que la plantilla considera que la cifra que plantea la dirección aún es demasiado elevada y que existen alternativas menos traumáticas.
En la propuesta presentada en la reunión celebrada ayer, Aciturri eleva la indemnización hasta 25 días por año trabajado. Eso sí, su oferta para rebajar el número de despidos conlleva como contraprestación, que a los empleados que no se echa, se les aplique un ERTE de quince meses.  Es decir, que seguirían siendo 122 los trabajadores afectados en mayor o menos medida entre las plantas de Miranda y Berantevilla, algo que los sindicatos consideran que es inasumible, ya que supone una mejora ínfima sobre el planteamiento inicial.
Con lo que la empresa se ha mostrado inflexible es con las salidas voluntarias e incentivadas así como con la posibilidad de extender el ERTE actual a toda la plantilla a la espera de que el mercado repunte, ya que entiende que es imposible mantener el organigrama tras haber caído casi un 45% la producción porque pondría en riesgo la viabilidad del grupo.

[más información en la edición impresa]